Chávez dará la 'batalla' a Cemex

El presidente de Venezuela dijo estar dispuesto a ir a tribunales si la firma interpone una dem señaló que responderá a carta de Calderón, aunque advirtió que primero está el interés venezola
Chávez aseguró que no tiene miedo de ir a un juicio internac  (Foto: )
CARACAS (CNN) -

El presidente Hugo Chávez aseguró el jueves que batallará con Cemex en los tribunales si la cementera mexicana finalmente interpone un arbitraje internacional por la expropiación de sus activos en Venezuela.

El mandatario, que ha nacionalizado amplios sectores de la economía para instaurar el socialismo, ordenó esta semana tomar las plantas de Cemex Venezuela luego de que fracasaran las negociaciones sobre la compensación a pagar por sus operaciones en el país petrolero.

Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, dijo el miércoles que demandará al Gobierno de Venezuela ante una corte de inversiones adscrita al Banco Mundial por lo que calificó como una "confiscación" que viola la legislación venezolana e internacional.

"Si ellos (Cemex) deciden ir a un juicio internacional (...) vamos, no tenemos miedo. Donde quiera que vayan ellos estaremos nosotros con nuestras razones y la poderosa fuerza de la moral y de la razón", dijo el mandatario en un consejo de ministros transmitido por la televisión estatal.

Chávez acusó a la compañía de evadir impuestos, contaminar el medio ambiente y de tener deudas laborales, al tiempo que calificó a los negociadores de "irrespetuosos y agresivos".

Cemex, que pedía el pago de 1,300 millones de dólares por sus activos, dijo que Venezuela le ofreció 650 millones, aunque posteriormente funcionarios venezolanos valoraron la compañía en unos 400 millones.

Analistas creen que el impacto de la estatización en la compañía será limitado, ya que sus operaciones en Venezuela representan tan sólo un 4.0% de las ganancias consolidadas antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización (EBITDA) globales del grupo.

Las rivales europeas de Cemex, la suiza Holcim  y la francesa Lafarge, alcanzaron un acuerdo económico por sus activos y mantendrán pequeñas participaciones accionarias en las firmas luego de su nacionalización.

Venezuela ya enfrenta procesos de arbitraje interpuestos por las gigantes petroleras estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips, que demandaron al país luego de que Caracas tomara sus proyectos de crudo pesado sin llegar a un acuerdo sobre la compensación económica.

Carta de Calderón

Chávez también dijo que está respondiendo a una carta del presidente de México, Felipe Calderón, en la que se habría quejado de "un trato discriminatorio a la empresa" de su país.

"Un poco extraño algunos conceptos del presidente de México (...) nosotros estamos en Venezuela y aquí prima el interés venezolano, no el interés de empresas trasnacionales", dijo sin elaborar más sobre la misiva con la que responderá a su homólogo mexicano, con quien tuvo roces en el pasado.

Venezuela y México superaron el año pasado una grave crisis diplomática que se originó en el 2005, cuando Chávez llamó "cachorro del imperio" al ex presidente mexicano Vicente Fox por defender el área de libre comercio que promovía Estados Unidos para la región.

Ahora ve
No te pierdas