Chávez reanuda negociación con Cemex

Ambas partes debaten sobre los acuerdos para la venta de activos de la cementera en Venezuela; la acción de Cemex permanecerá suspendida en la Bolsa de Caracas mientras no haya una solución.
El futuro de Cemex se vislumbra sombrío luego de su estatiza  (Foto: )
CARACAS (Agencias) -

El Gobierno de Venezuela y la cementera mexicana Cemex reanudaron este lunes las negociaciones sobre la compensación a la compañía por su filial local recientemente nacionalizada.

El vicepresidente venezolano, Ramón Carrizales, quien dirige las negociaciones por parte del Gobierno, realizará el lunes una conferencia de prensa más tarde.

Por su parte, el regulador bursátil venezolano prorrogó el lunes la suspensión que pesa sobre los títulos locales de la mexicana Cemex hasta que se resuelva el proceso de estatización que adelanta el Gobierno del presidente Hugo Chávez sobre la mayor cementera del país.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) detuvo el martes de la semana pasada la negociación de las acciones de Cemex Venezuela, y tras prorrogarlo varias veces, decidió mantener la medida "hasta tanto el Ejecutivo Nacional culmine el proceso de adquisición forzosa".

Los títulos de Cemex perdían 1.26% en el mercado estadounidense, a 20.36 dólares; mientras que en la Bolsa mexicana caían 0.32%, a 20.6 pesos.

El grupo mexicano pedía unos 1,300 millones de dólares por el 76% que posee de su filial venezolana, mientras que el gobierno estimó que el valor real de la unidad rondaría los 400 millones de dólares, lastrada por pasivos laborales, ambientales, fiscales y obsolescencia tecnológica.

Las rivales europeas de Cemex, la suiza Holcim y la francesa Lafarge, alcanzaron un acuerdo económico por sus activos y mantendrán pequeñas participaciones accionarias en sus operaciones locales luego de su nacionalización.

Cemex amenazó la semana pasada con demandar a Venezuela ante una corte internacional de arbitraje por "confiscar" sus activos y Chávez respondió poco después asegurando que batallaría en los tribunales, acusando a los negociadores mexicanos de "irrespetuosos y agresivos".

El mandatario, que ha nacionalizado amplios sectores de la economía para instaurar el socialismo en el país petrolero, bajó el tono este fin de semana y abogó por lograr un acuerdo amistoso con la tercera mayor cementera del mundo.

Venezuela ya enfrenta procesos de arbitraje interpuestos por las gigantes petroleras estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips, que demandaron al país luego de que Caracas tomara sus proyectos de crudo pesado sin llegar a un acuerdo sobre la compensación económica.

Analistas creen que el impacto de la estatización en la compañía será limitado, ya que sus operaciones en Venezuela representan tan sólo un 4 por ciento de las ganancias consolidadas antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización (EBITDA) globales del grupo.

Especial: Las estatizaciones de Hugo Chávez

Ahora ve
No te pierdas