FedEx sortea el alza de combustible

La empresa de mensajería y paquetería prevé aumentar sus operaciones en México; espera que en 10 años su planta crezca de 1000 a 1,500 empleados para dar servicio en el país.
Actualmente, Incor exporta un 70% de su producción a través
Verónica García de León
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La empresa de mensajería y envío FedEx Express parece sortear con éxito el alza en el precio del combustible.

Mientras el negocio de la carga aérea en México vio disminuidos sus volúmenes en 12.9% durante el primer trimestre del año, FedEx no verá afectado el desarrollo de sus operaciones en el país y, por el contrario, espera incrementar su actividad.

 “Continuaremos mostrando un crecimiento importante de doble dígito”, dijo Juan Cento, presidente de FedEx Express en Latinoamérica y el Caribe.

En contraste, sus ganancias en el mercado estadounidense disminuyeron 44% al cierre del ejercicio fiscal de 2008 que en aquel país cerró el pasado 31 de mayo.

Los márgenes de utilidad tampoco se han visto afectados, gracias al cargo adicional que la industria de transporte aéreo ha realizado en relación al incremento de sus combustibles. En el caso de FedEx, esto ha significado un incremento de 20% en sus tarifas en lo que va del año.

Aun así, la empresa aumentó su capacidad de envíos en plazas como Guadalajara y Monterrey en un 25% y 50%, respectivamente.

FedEx espera que la industria de envío y mensajería en México, valuada en 860 millones de dólares, crezca un 74% en México en los próximos 10 años. “Vamos a crecer junto con el mercado y a tomar importante participación”, aseguró Cento.

En ese lapso de tiempo su planta laboral crecerá a 1,500 empleados sólo para dar servicio dentro de México.

La empresa no considera que México haya sido afectado por la crisis en la economía estadounidense, sino que percibe un dinamismo. De ahí, que la empresa anunció hoy que el próximo 6 de octubre comenzará a ofrecer sus servicios de mensajería y paquetería a nivel nacional.

Aunque la firma no reveló cifras de inversión, dijo que contratará 180 empleados que se suman a los 1000 con los que ya contaba.

FedEx pretende aprovechar la base de clientes en México a los que ya prestaba sus servicios de envíos a nivel internacional. Se apoyará en una flota aérea de cinco naves y 23 vuelos semanales, y una flota terrestre de 247 unidades, la cual la empresa pretende aumentar de manera importante.

También tiene planes para abrir dos centros de operaciones en San Luis Potosí y Toluca, desde donde se operará la conectividad entre las 32 entidades del país.

Las perspectivas atractivas del mercado son más fuertes que el riesgo de ampliar operaciones en una industria donde aún no existe un reglamento claro de operación. 

La firma que es líder en México en la transportación exprés internacional  pretende tomar ventaja en los servicios nacionales y lograr la primacía el próximo año por arriba de competidores como DHL, UPS y Estafeta.

“No será difícil que nuestros clientes actuales y futuros nos consideren la mejor opción para el transporte terrestre”, confía Cento.

De los 220 países donde FedEx opera México es el quinto país a nivel mundial donde tiene servicios domésticos después de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y China, y el primero en América Latina.

Ahora ve
No te pierdas