Avolar sigue en el aire y planea ir a EU

Un juez determinó que la Secretaría de Comunicaciones no puede suspender a la aerolínea; la compañía con sede en Tijuana solicitó autorización para volar a destinos de la Unión America
Avolar ha dejado en tierra 4 de sus 8 aviones. (Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Avolar, línea aérea regional de bajo costo, no sólo evitó ser suspendida de forma definitiva por los adeudos fiscales, sino que desarrolla un nuevo plan de negocios que incluye sustitución de aviones y vuelos a Estados Unidos.

Un juez del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa  otorgó a la aerolínea una medida cautelar que impide al fisco y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) continuar con el cobro de los derechos de uso del espacio aéreo que reclaman.

El reclamo del adeudo propició que el 4 de agosto pasado la SCT suspendiera las operaciones de Avolar, sin embargo la compañía liderada por Jorge Nehme, consiguió una suspensión provisional contra las acciones de la SCT por lo que tres días después reinició operaciones.

“No obstante las declaraciones de funcionarios de la SCT de que nos bajaban esta semana Avolar seguirá volando y por mucho tiempo”, dijo Antonio Fernández, director ejecutivo y representante legal de la línea aérea.

El ejecutivo prevé que el juicio para lograr la nulidad de las acciones de las autoridades fiscales contra la compañía tardará entre dos y tres años, tiempo en el que ninguna autoridad como la SCT podrá impedirle el uso, goce y aprovechamiento del espacio aéreo mexicano.

La compañía debió presentar este miércoles una garantía que cubra el pago del adeudo fiscal por unos 127 millones de pesos.

“Nuestra garantía es la misma empresa”, dijo Fernández.

Frente a la crisis                     

Fernández destacó que para aprovechar la crisis por el alza de los precios del petróleo y la baja en la demanda se hará una reingeniería de la empresa.

La aerolínea buscará sustituir parte de su flota de 8 aviones Boeing 737-300 y 500, por aviones regionales de menores plazas y más eficientes en el consumo de combustible, ya que los actuales de más de 125 pasajeros y con una edad promedio de 15 años no resultan rentables.

“Hemos reducido nuestra operaciones en un 40 a 50% y operamos ocho rutas de las 30 que tenemos autorizadas”, dijo Fernández.

La empresa se enfocará a aviones regionales como los de fabricantes como Embraer o Bombardier, de 50 a 100 plazas.

Adicionalmente la línea aérea, la primera de bajo costo en México, informó que ayer martes solicitó autorización para volar a Estados Unidos, principalmente a Los Ángeles, California.

“Quedan en México muchas ciudades secundarias sin conectar en las que se pueden unir con ciudades de Estados Unidos, esperamos que nos otorguen el permiso en 15 días máximo para iniciar vuelos en la temporada alta”, dijo Fernández quien descarto fusionarse con otra compañia, pero que busca capital fresco.

Las líneas aéreas enfrentan un incremento del precio de los combustibles de casi 100% en un año, adicionalmente una mayor oferta lo que las ha obligado a reducir frecuencias y rutas, principalmente en esta temporada baja.

La SCT suspendió en agosto pasado a Aerocalifornia, Novair y Express Jet Airlines por adeudos fiscales, sin embargo firmas como la filial de Continental Airlines pagaron y otras como Aviacsa solicitaron amparos para seguir operando.

Ahora ve
No te pierdas