Adidas vs Puma: una rivalidad histórica

La competencia entre ambas firmas llevó al deporte a convertirse en un escaparate publicitario; desde los años 30 se valieron de justas para que atletas usaran sus zapatos y así lograr renomb
Al final de los años 80 Puma y Adidas cambiaron de propietar
Mark Clothier
(Bloomberg) -

En 1923, los hermanos Adolf y Rudolf Dassler no sólo dieron origen, en un pequeño pueblo de Baviera (Alemania), a las marcas Adidas y Puma. También son culpables de que hoy los atletas más destacados se parezcan más a un escaparate publicitario que a la representación de un ideal deportivo, señala el libro Sneaker Wars (La guerra de los tenis), de Barbara Smit.

Después de la Primera Guerra Mundial, los Dassler fabricaban tenis en un cobertizo que su madre usaba como cuarto de lavado en su casa de Herzogenaurach, pero durante la segunda gran conflagración, Adolf fue eximido de alistarse en el Ejército, lo cual suscitó la envidia de Rudolf, que sí fue reclutado.

Al concluir la guerra, cada uno habitaba de un lado del río Aurach. Adolf formó Adidas (contracción de su nombre y apellido) y Rudolf creó la marca Ruda, que luego se transformaría en Puma.

En 1936, Adolf había convencido al corredor Jesse Owens de que participara en la Olimpiada de Berlín con unos tenis con picos, para tener más tracción sobre el piso.

Owens ganó una medalla, y los tenis, notoriedad. Cerca de una década después, el equipo alemán de futbol también los usó y obtuvo la Copa Mundial de 1954.

En Melbourne 1956, Horst, hijo de Adolf, regaló tenis Adidas a los competidores. En Roma 1960, Puma ofreció 10,000 marcos alemanes al corredor Armin Hary para que usara sus tenis.

Para los 80, ambas marcas perdían mercado en Estados Unidos por la incursión de Reebok y se agravó cuando Nike firmó un contrato por 100 millones de dólares con Michael Jordan, un ‘maniático de Adidas’, escribe Smit.

En EU, Adidas tuvo que pagar más de 120 MDD para recuperar los derechos de distribución que Adolf otorgó con un apretón de manos. Puma se complicó la existencia con elevados patrocinios sin resultados, por lo que sus tenis acabaron en tiendas de descuento, como Kmart.

Deutsche Bank adquirió el control de Puma para evitar su quiebra. La vendió en 1989 y los herederos de Rudolf recibieron 10.6 MDD.

En 1987, al morir Horst, sus hermanas vendieron Adidas al francés Bernard Tapie, con una condición: conservar su descuento de 20% en las tiendas Adidas.

Ahora ve
No te pierdas