'Ike', nueva amenaza a firmas petroleras

Las empresas que operan en el Golfo de México se preparan por el posible impacto del nuevo hura se prevé que esa situación baje considerablemente los inventarios energéticos de Estados Unidos
HOUSTON (CNN) -

Las compañías energéticas retrasarán la reanudación de su producción costa afuera en el Golfo de México, tras el paso del huracán “Gustav”, y se preparaban para otra ronda de evacuaciones porque un segundo huracán amenazaba con azotar la región.

El doble golpe probablemente reduzca fuertemente los inventarios petroleros de Estados Unidos en las próximas semanas, lo que apuntalaría los precios de los combustibles porque una cuarta parte del bombeo de crudo doméstico y el 15% de la producción de gas natural estarían expuestos a los fuertes vientos y marejadas.

Compañías energéticas como Shell Oil y Anadarko comenzaron a evacuar sus trabajadores antes de la llegada de “Ike”, que azotó el domingo a Cuba en una trayectoria que podría llevarlo al Golfo de México, el martes, y hacia la costa estadounidense, en el fin de semana.

Exxon Mobil Corp, en tanto, dijo que demorará los esfuerzos para restaurar la producción costa afuera de petróleo y gas tras el paso de Gustav, ante la amenaza de Ike.

El crudo estadounidense trepó hasta 109.89 dólares por barril en la mañana del lunes, impulsado por los temores al impacto de “Ike”, antes de que un avance del dólar lo hiciera borrar sus ganancias.

La llegada de “Ike” se produce a poco más de una semana de que el huracán’ Gustav’ atravesara las mismas aguas y causara una interrupción casi total de la producción energética de la región.

Hasta el lunes permanecía interrumpido el 79.4% del bombeo habitual de 1.3 millones de barriles por día (bpd) en el Golfo de México, junto con el 64.2% de los 7,400 millones de pies cúbicos por día de la producción de gas natural, precisó el Gobierno estadounidense.

Esas cifras reflejaban la lenta recuperación del impacto de “Gustav” hace una semana, particularmente en comparación con la reanudación de las operaciones en las refinerías en tierra que también fueron cerradas antes del arribo de Gustav.

El lunes permanecían cerradas cuatro refinerías cuya producción combinada asciende a 617,000 barriles por día. En medio del azote de Gustav fueron paralizadas las operaciones en hasta 15 instalaciones.

Las interrupciones provocadas por Gustav en el sector petrolero de Estados Unidos han ocasionado hasta el momento que se dejen de producir unos 11 millones de barriles, o casi la mitad de lo que los estadounidenses consumen en un día, de acuerdo a datos del Servicio de Manejo de Minerales (MMS por su sigla en inglés).

Ahora ve
No te pierdas