Rescate hipotecario costaría 300,000 mdd

William Poole, ex presidente de la Fed de St. Louis, advirtió de mayores secuelas por la operac las acciones de Freddie y Fannie perdían 75.55 y 81.11% a media jornada de este lunes.
NUEVA YORK (Agencias) -

William Poole, ex presidente del banco de la Reserva Federal de St. Louis, afirmó que el rescate de Fannie Mae y Freddie Mac podría costar a los contribuyentes hasta 300,000 millones de dólares, según informó la agencia Bloomberg.

Poole indicó que era preferible colocar a las empresas de financiación hipotecaria bajo la tutela de la Agencia Federal de Financiación de la Vivienda en vez de dejar actuar a la Fed.

También afirmó que las secuelas financieras generadas por las empresas podrían representar un lastre para el Tesoro a largo plazo.

Este lunes, el secretario del Tesoro, Henry Paulson, dijo que es difícil saber el costo final de la adquisición del control de Fannie Mae y Freddie Mac por parte del gobierno, pero aseguró que los contribuyentes serán compensados antes que los accionistas.

"Es muy difícil que cualquiera lo sepa, porque por supuesto muchos de nosotros creemos que esta corrección inmobiliaria se estabilizará en los próximos meses y que luego daremos vuelta la esquina en (el mercado de) las viviendas y la economía se estabilizará", señaló el funcionario.

"En ese tipo de escenario, es muy posible no sólo que el contribuyente no sea perjudicado o que gane dinero, sino también que se restaure algo de valor para los accionistas", dijo el secretario del Tesoro.

Paulson sostuvo que Fannie Mae y Freddie Mac se basaban en un modelo de negocios con problemas y conflictos de interés entre ganancias privadas y servicios públicos.

El plan del gobierno asegura la protección de los contribuyentes de impuestos, pero los accionistas en las dos compañías hipotecarias no estarán aislados de pérdidas, dijo el funcionario

Esta mañana, las acciones de Freddie Mac perdían 75.55%, a 1.40 dólares, mientras que las de Fannie Mae se desplomaban 81.11%, a 1.33 dólares.

La bolsa de Nueva York suspendió las cotizaciones de ambas firmas antes de la apertura, aunque en Francfort los títulos perdieron más de la mitad de su valor. Las acciones comenzaron a negociarse nuevamente tras la apertura en Nueva York.

 

 

Con información de Dow Jones y Reuters

Ahora ve
No te pierdas