Querida, encogió el paquete

Kellog, Hershey, Unilever y Pepsico redujeron el tamaño en la presentación de sus productos; las empresas hacen la jugada en un intento por compensar el aumento de sus costos e insumos.
7 onzas menos. Aunque la presentación es la misma, el conten  (Foto: )
Jessica Dickler
NUEVA YORK -

Los empaques de Cocoa Krispies vienen con menos cantidad en Estados Unidos. No es una ilusión, las cajas de cereales -y su contenido- están encogiendo, así como otros envases de alimentos.

Ahora que los fabricantes enfrentan crecientes costos en los ingredientes y el combustible, la medida de reducir el tamaño de los paquetes se ha popularizado como una forma de elevar un poco el precio sin llamar mucho la atención.

“Están subiendo un poco los precios, encogiendo un poco las cajas” explica Marcia Mogelonsky, analista de consumo en la firma Mintel International. “Cuando compras en el supermercado, no te fijas que la caja de cereal es una onza o dos más pequeña. Es la forma en la que controlan los precios” afirma.

El gigante de los cereales Kellogg redujo sus cajas en junio: el contenido de Froot Loops, Cocoa Krispies, Corn Pops, Apple Jacks y Honey Smacks disminuyó 2.4 onzas en promedio (unos 68 gramos), según informó la portavoz de Kellogg Susanne Norwitz.

Pero Kellogg no es la única empresa que ha recurrido a la táctica de reducir el tamaño o cobrar el mismo precio por un paquete que contiene menos alimento.

Los consumidores también han notado menos producto en su bolsa de papitas, menos hojas en las toallas de papel e incluso menos metros en el papel higiénico.

Unilever recientemente achicó las botellas de mayonesa Hellmann’s, los helados Breyers Ice Cream y la crema de cacahuate Skippy, entre otros productos.

“Como el resto de las empresas Unilever intenta mitigar el impacto del aumento en los precios de los commodities, recortando el producto o reformulándolo y a través de otros programas que ahorren costos. Hemos decidido reducir el tamaño de nuestros empaques como una respuesta a la dramática subida de costos” declaró Anita Larsen, una portavoz de la empresa.

“Noté que el helado Breyers no contenía medio galón pero la presentación era la misma, y comencé a poner atención en eso… sucede en todas partes. Casi se siente como un insulto, como si los consumidores no fuéramos a darnos cuenta” declara Beth Bastian, una madre estadounidense.

Pero los consumidores sí notan estos sutiles cambios: en una encuesta de Consumer Reports en julio, el 75% de las personas dijo notar que los paquetes se encogían, y el 71% creía que la razón para reducirlos era ocultar el aumento del precio a los consumidores.

En agosto, Hershey Co. anunció un aumento del 11% en sus líneas de dulces empaquetados debido a los altos costos del cacao, los edulcorantes de maíz, el azúcar y los cacahuates.

La compañía no dijo que ya habían comenzado a implementar aumentos de precios desde mayo, reduciendo el tamaño del empaque (por ejemplo, la barra de 8 onzas de chocolate Special Dark se encogió a 6.8, es decir, se redujo un 15%).

Los jugos tampoco escapan. De acuerdo a Tropicana, división de Pepsico, los consumidores ahora tendrán un envase de jugo de naranja de 89 onzas, que sustituirá a al de 96 onzas.

“Nuestras investigaciones de mercado indican que, a pesar del tamaño más pequeño, no hubo cambios en el valor percibido del producto” aseguró Karen May, portavoz de Tropicana.

Nos guste o no, no hay mucho que podamos hacer para detener el “empequeñecimiento” de los paquetes de comida. Pero sí hay que estar concientes de lo que ocurre. Según aconseja Edgar Dworsky, editor de la página web mouseprint.org (dedicada a educar al consumidor al exponer la verdad de la publicidad), debes revisar y comparar los precios de las unidades en la tienda y elegir la marca que te de el mayor valor.

O quéjate con la empresa, no ahorrarás dinero pero al menos podrás expresar tu inconformidad.

Ahora ve
No te pierdas