Alitalia intenta levantar el vuelo

Los principales grupos sindicales de ltalia se unieron para tratar de comprar y salvar a la fir bajo el acuerdo alcanzado, Alitalia recortará unos 3,000 puestos de trabajo.
La operación de rescate de la aerolínea aún tiene que ser ex

Los principales sindicatos de Alitalia alcanzaron el lunes un acuerdo general destinado a salvar de la quiebra a la mayor aerolínea italiana, pero las conversaciones continuaban y existía el riesgo de que se cancelen vuelos por falta de dinero para pagar el combustible.

Los cuatro principales sindicatos de Italia -CGIL, CISL, UIL y UGL- acordaron en una negociación nocturna con el Gobierno italiano y con un consorcio empresarial que ofrece comprar la aerolínea un duro plan de rescate que incluye recortes de puestos de trabajo.

"Es un primer paso importante", dijo Raffaele Bonanni, del sindicato CISL.

Pero no estaba claro si los otros cinco sindicatos de Alitalia accederían a este pacto negociado por sus colegas. Las conversaciones sobre asuntos espinosos como los recortes salariales se reanudarán a las 11.00 hora local (0900 GMT), sin garantía de éxito.

Bajo el acuerdo alcanzado, Alitalia recortará unos 3,000 puestos de trabajo, dijo el ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi.

La autoridad italiana de aviación civil dijo durante el fin de semana que la licencia de operación de Alitalia estaba en peligro después de que la aerolínea confirmara que tenía problemas para comprar combustible.

El presidente ejecutivo de ENI, Paolo Scaroni, dijo que la compañía petrolera italiana no abastecería a Alitalia sin dinero por adelantado.

"Ni siquiera si Berlusconi o el papa me lo piden", declaró Scaroni al diario La Repubblica. "(ENI) No puede suministrar combustibles a las aerolíneas si no pueden pagar en efectivo. No hay persuasión moral: los acuerdos internacionales son claros", agregó el ejecutivo.

Antaño símbolo de la Italia de posguerra, Alitalia ha sufrido durante años interferencias políticas, disputas laborales, crisis económicas y recientemente el alza en el precio de los combustibles, al igual que muchas otras aerolíneas del mundo.

La aerolínea, que opera bajo un comisionado de bancarrota, no es rentable desde 1999 y hasta julio acumulaba una deuda de casi 1,700 millones de dólares.

El Estado italiano posee una participación del 49.9% en la aerolínea, y la comercialización de sus acciones se suspendió en junio.

Ahora ve
No te pierdas