Daimler ampliará su producción en México

La firma alemana dijo que cerrará plantas en EU y Canadá para trasladar sus operaciones al país Daimler inaugurará en febrero una nueva planta en Saltillo, para fabricar el modelo Cascadia.
Daimler realiza ajustes en sus operaciones en Norteamérica.
DALLAS (Notimex) -

La automotriz alemana Daimler, la principal fabricante de vehículos pesados del mundo, anunció un plan para cerrar una de sus fábricas en Canadá y otra en Estados Unidos con el propósito de llevar parte de su producción a México. 

Un comunicado de la empresa dijo que la "consolidación de la red de plantas de manufactura" conducirá al recorte de unos 3,500 trabajadores en Estados Unidos y Canadá, aunque no precisó cuántos de esos empleos serán trasladados a México. 

El plan de Daimler prevé descontinuar la marca de camiones medianos Sterling, para concentrarse en una estrategia de dos marcas, Freightliner y Western Star. 

En consecuencia, la planta en St. Thomas, en Ontario, Canadá, donde se fabrican vehículos medianos Sterling, cerrará sus operaciones en marzo de 2009, al expirar el contrato laboral con los miembros del Sindicato Automotriz de Canadá. 

Unos 1,300 trabajadores serán recortados en ese lugar, 720 de ellos el próximo mes, cuando se elimine uno de los turnos de trabajo. 

Daimler también cerrará su planta de camiones Western Star en Portland, Oregon, en junio de 2010 cuando expire el contrato laboral en esa instalación, donde laboran unos 1,000 trabajadores. 

La producción de los camiones pasará entonces a efectuarse en la planta de Daimler en Santiago Tianguistenco, en el estado de México. 

En tanto los vehículos militares que se fabrican ahí pasarán a ser manufacturados en Carolina del Norte o del Sur, en una planta aún por precisar. 

Además de los despidos de obreros de sus dos plantas, Daimler también recortará unos 1,200 empleos adicionales de personal administrativo y de servicio en ambas instalaciones. 

En México, además de la ampliación de su plantas en el estado de México, Daimler inaugurará en febrero de 2009, una nueva planta en Saltillo, en el estado de Coahuila, para la fabricación del Cascadia, su nuevo modelo de camiones bajo la marca Freightliner. 

La planta vendrá a ser la tercera de la compañía en México, al sumarse a la de Santiago Tianguistenco y a una de chasises en Monterrey, en el estado de Nuevo León.

Los cierres y recortes costarán a Daimler unos 550 millones de dólares. Cuando se concluya la consolidación en 2011, la compañía espera incrementar sus utilidades netas en unos 900 millones de dólares al año. 

En 2007, Daimler vendió entre todas sus marcas, unos 16,000 camiones en América del Norte, pero sus ventas en los primeros ocho meses de este año han caído 18%. 

El plan de "consolidación de plantas de manufactura" busca ajustar y reforzar las operaciones de la compañía en respuesta a la disminución de la demanda y a los cambios estructurales en sus principales mercados.

Ahora ve
No te pierdas