Merrill tiene pérdidas por 7,500 mdd

La firma, vendida a Bank of America, tuvo un resultado peor al previsto en el tercer trimestre; explicó que se vio afectada por las amortizaciones y pérdidas crediticias en instrumentos de de
NUEVA YORK (CNN) -

La correduría estadounidense Merrill Lynch & Co reportó el jueves una pérdida neta de 7,500 millones de dólares en el tercer trimestre, un resultado peor al esperado, golpeada por amortizaciones y pérdidas crediticias en instrumentos de deuda complejos. La firma, que el mes pasado aceptó ser vendida a Bank of America, también dijo que emitirá acciones preferenciales sin derecho a voto y garantías relacionadas por 10,000 millones de dólares para el Tesoro de Estados Unidos, según el programa gubernamental que le dio a Bank of America una inyección de capital por 25,000 millones de dólares.

Además, debido al acuerdo de venta a Bank of America, Merrill dijo que ya no quería vender su participación de control en su filial Financial Data Services (FDS).

Merrill había dicho, cuando anunció sus resultados del segundo trimestre, que había firmado una carta de intención para vender FDS, que provee servicios administrativos a los negocios de fondos mutuos y banca minorista de la firma.

El banco recibió un beneficio antes de impuestos de 4,300 millones de dólares por la venta de su participación del 20% en la firma de medios e información Bloomberg, que ya había anunciado junto a sus resultados del segundo trimestre.

Merrill informó que la pérdida neta aplicable a los accionistas comunes subió a 5.58 dólares por título, frente a un saldo negativo de 2,300 millones de dólares, o 2.82 dólares por papel, en el mismo período del año anterior.

La compañía registró una pérdida de operaciones continuas de 5.56 dólares por título.

El resultado fue peor a la estimación promedio de los analistas, de una pérdida de 5.18 dólares por acción, según Reuters Estimates.

A Merrill, como a sus ex-rivales Lehman Brothers y Bear Stearns Cos, ha debido luchar por sobrevivir a la crisis crediticia, que ha abatido a sus grandes negocios de hipotecas y deudas complejas.

En julio, Merrill vendió un portafolio de 30,600 millones de dólares en títulos tóxicos o incobrables a la firma de inversión privada Lone Star Funds, asumió una amortización de 5,700 millones de dólares y elevó su capital en el proceso. Pero esto no fue suficiente para resolver sus problemas.

El precio de la acción de Merrill seguía cayendo y el presidente ejecutivo John Thain ingenió una venta rápida a Bank of America el mismo fin de semana que Lehman Brothers se vio forzada a declararse en bancarrota.

Ahora ve
No te pierdas