Las ganancias de SocGen se desploman

Societe Generale dijo que sus utilidades netas cayeron 83.7% en el tercer trimestre del año; a pesar de los resultados, el banco francés aseguró que su solvencia permanece sólida.
PARÍS (CNN) -

El banco francés Societe Generale reportó este lunes una caída de 83.7% en sus ganancias netas el tercer trimestre, pero insistió en que es lo suficientemente sólido como para sortear la crisis financiera mundial.

Las utilidades netas bajaron a 183 millones de euros (233.8 millones de dólares), afectadas por una pérdida de 244 millones de euros en su división de banca corporativa y de inversión.

SocGen dijo que los cargos extraordinarios a raíz del colapso del banco estadounidense Lehman Brothers y otras amortizaciones relacionadas con la caída de los mercados tuvieron un impacto negativo sobre su resultado antes de impuestos de 1,208 millones de euros.

Si se excluye este efecto, señaló que las utilidades netas hubieran sido de alrededor de 1,000 millones de euros, en línea con la previsión entregada el mes pasado por el banco.

Las ganancias operacionales brutas bajaron 29.5%, a 1,411 millones de euros, mientras que su ratio de Nivel 1 pro forma se mantuvo en 9%, aunque tomando en cuenta el apoyo estatal francés al sector bancario.

"Esta sólida solvencia, sumada a la calidad de sus muchas franquicias de clientes, ayudarán a SocGen a continuar exitosamente su estrategia, así como a resistir un potencial deterioro en el escenario económico durante el 2009", afirmó en un comunicado.

El analista de West LB Christoph Bossmann, que conservó una recomendación de "mantener" para las acciones de SocGen, dijo que el rendimiento operacional está "bien, mientras que el ratio de Nivel 1 es positivo".

SocGen es el primer banco francés en reportar resultados del tercer trimestre. BNP Paribas, el mayor banco francés que cotiza en bolsa, entrega su balance el 5 de noviembre, en tanto que Credit Agricole, el mayor banco minorista de Francia, lo hace el 13 de noviembre.

La crisis crediticia ha afectado con fuerza a los principales bancos globales y ha llevado a la intervención gubernamental del sistema financiero en varios países del mundo, incluido Francia.

En Francia, el presidente Nicolas Sarkozy destinó 360,000 millones de euros al sector bancario local, como parte de un esfuerzo internacional para ayudar a los bancos a sobrevivir a la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, hace casi 80 años.

Francia también acordó el préstamo de 10,500 millones de euros para alentar a los principales bancos a prestar a las empresas.

Ahora ve
No te pierdas