Toyota paraliza plantas en Norteamérica

La armadora japonesa dijo que detendrá la producción en la región por dos días durante diciembr Toyota canceló toda su producción de camionetas por tres meses en EU durante el verano.
Toyota se ve afectada por la crisis financiera mundial. (Arc  (Foto: )
TOKIO (CNN) -

Toyota, que sufre una dura caída en ventas, dijo el miércoles que detendrá la producción en todas sus plantas de Norteamérica por dos días durante el próximo mes, mientras que su rival Nissan reiteró su pesimismo sobre el panorama de corto plazo del sector automotor.

La estrechez crediticia y los temores por el alcance de la recesión mundial han afectado las ventas de vehículos en todos los grandes mercados, forzando a los fabricantes a recortar la producción para prevenir que los inventarios se disparen aún más.

Toyota Motor, el mayor fabricante de autos del mundo, ya canceló toda su producción de camionetas por tres meses en Estados Unidos, durante el verano. Una portavoz dijo que la producción será reducida aún más en el 2009 en tres plantas de ensamblaje en Estados Unidos.

Carlos Ghosn, presidente ejecutivo de Nissan y Renault, intervino con su propia visión de las perspectivas de corto plazo del sector, con un recordatorio de que Nissan virtualmente no espera utilidades durante el segundo semestre fiscal, que va de octubre a marzo.

"Debemos reconocer que el 2009 será uno de los años más difíciles para nuestra industria y toda la industria en los últimos 50 años", dijo Ghosn en una entrevista al periódico Wall Street Journal.

Ghosn dijo a CNBC que una caída en las ventas de la industria en Estados Unidos a unos 11 a 11.5 millones de vehículos durante el próximo año, es un cálculo "realista". Las ventas totalizaron 16.15 millones en el 2007.

En tanto, el presidente de operaciones de Nissan, Toshiyuki Shiga, dijo el miércoles a la prensa en Tokio que la compañía mantiene su meta de ganancias operacionales anuales de 270,000 millones de yenes (2,800 millones de dólares).

Tal resultado significaría utilidades en el segundo semestre de apenas 78,000 millones de yenes, menos de un quinto de los 424,000 millones de yenes del año pasado.

Ahora ve
No te pierdas