Abren franquicias, pero las ventas caen

El sector espera terminar 2008 con un crecimiento de entre 12 y 14% en el número de unidades; la poca demanda redujo las ventas, y la inflación y el dólar también golpean a las franquicias.
Banxico espera que la inflación toque pico en enero próximo.
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Pese a la crisis financiera internacional, la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) pronosticó que este año puede terminar con un crecimiento del 12 ó 14% en aperturas de nuevas unidades de franquicias.

Este crecimiento se debe a que muchas personas han quedado desempleadas por los efectos de la crisis y que tienen un monto alto de dinero por su liquidación, por lo que algunos de ellos deciden abrir una franquicia, dijo el presidente de la AMF, Carlos Roberts.

En México, actualmente operan 850 franquicias que generan alrededor de 600,000 empleos. Estas cifras colocan al país en la séptima posición a escala global.

El 68% de las franquicias son mexicanas y el resto extranjeras, principalmente de Estados Unidos, España, Canadá, Brasil y Australia.

Al año se crean entre 6,000 y 8,000 nuevas unidades de franquicias, empleando a un promedio de 7 personas, desde las 10 que se contrataban hace 5 años.

Para este año se espera crear unas 10,000 nuevas unidades, gracias a los programas de financiamiento que algunos bancos comerciales han establecido específicamente para las franquicias, más el apoyo por parte de las autoridades con el Programa Nacional de Franquicias.

Roberts declinó ofrecer pronósticos sobre la evolución esperada del 2009 para las franquicias, aunque previó que el mercado se puede contraer por la disminución de la demanda.

Según la Asociación, 9 de cada 10 franquicias sobreviven al segundo año de apertura y un 95% de ellas pasan de 5 años.

Sin embargo, las ventas de las franquicias se han venido reduciendo de la misma forma como la economía mexicana ha disminuido, dijo el presidente de la AMF.

Roberts, dueño de la franquicia de ventas de tacos el Fogoncito, puso como ejemplo su propio negocio de restaurantes, que hasta el momento tiene una caída de 25% en ventas, con respecto al año pasado.

Los efectos del debilitamiento de la economía han hecho que las autoridades mexicanas revisen a la baja la expansión del país, pronosticando que crezca un 2% para este año y un 1.8% para el 2009.

“Los aumentos (de precios en las franquicias) han estado por el orden del mismo aumento de la inflación”, dijo Roberts.

El Banco de México informó el lunes que la inflación en la primera quincena de noviembre subió a 0.94%, alcanzando una inflación de 5.51% en lo que va del año y de 6.18% anualizada.

Roberts precisó que el tipo de cambio también afecta a las franquicias que tienen que importar sus productos, aunque no refirió cuántas y cuáles de ellas podrían verse afectadas.

La divisa mexicana cerró operaciones el lunes con una apreciación de 2.71%, a 13.4620/13.4700 pesos por dólar, luego de superar los 14 pesos en ventanillas del aeropuerto por la mañana y en varias jornadas de la semana pasada.

Ahora ve
No te pierdas