La crisis pega a industria del vestido

El sector nacional informó que este año perdió 36,000 empleos y registró el cierre de 296 empre previó que en el primer trimestre del 2009 se podrían cancelar otras 10,000 plazas y 45 compañí
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La industria del vestido perdió 36,000 empleos, de los 380,000 que genera, cerró 296 empresas, y para el próximo trimestre de 2009 se podrían cancelar hasta 10,000 plazas laborales adicionales debido a la crisis y a la caída de las exportaciones a Estados Unidos. 

En conferencia de prensa, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV), Simón Feldman, detalló que el sector registró una caída de 5.4% en este año y para el próximo trimestre también se prevé otra disminución de 6.2%. 

Las exportaciones de prendas de vestir, dijo, cayeron 11.5% y en los siguientes tres meses podrían bajar hasta 14%, ya que el principal mercado es Estados Unidos, el cual enfrenta una recesión. 

Ante ese panorama, advirtió que sería un error eliminar fracciones arancelarias. Por el contrario, llamó a que el gobierno e industria defiendan a las empresas y los empleos que éstas generan. 

Recordó que México importa más de 2,100 millones de dólares en prendas de vestir, de los cuales 42% provienen de países con los que se tienen tratados comerciales y 58% de naciones en los que no existen acuerdos, principalmente de China. 

"No tenemos miedo a la competencia externa, siempre y cuando empatemos el costo-país con nuestros competidores. Los aranceles no son medidas proteccionistas, sino la defensa de nuestra industria y empleos frente a la competencia desleal".  

Feldman subrayó que de cada 10 prendas que se comercializan en el país, seis son de procedencia ilícita, de contrabando y pirata. Llamó a que no se tolere la ilegalidad en el comercio de las prendas de vestir para recuperar al mercado nacional, rescatar a las empresas y los empleos, además de generar más impuestos.  

En cuanto al primer trimestre de 2009, consideró que cerrarán entre 40 y 45 empresas, a pesar de que muchas de ellas decidieron reducir turnos y días laborales para evitar más cierres y recortes de personal.  

No obstante el retroceso de más de 5.0% en la producción de prendas, afirmó que la industria espera un balance comercial superavitario por más de tres mil 100 millones de dólares, al esperar que el año concluya con 5,200 millones de dólares en exportaciones y 2,100 millones de dólares en importaciones.  

Por su parte, la directora general de la CNIV, Georgina Chávez, subrayó que a pesar de que la industria del vestido cuenta con una mano altamente productiva, que obtuvo incrementos salariales de 13% en este año, hay factores que limitan la competitividad.

Ahora ve
No te pierdas