Morgan y Goldman reportarán pérdidas

El dúo dinámico de Wall Street arrojará números rojos para este trimestre, prevén analistas; Morgan Stanley tendrá una pérdida de 351 mdd y Goldman Sachs, de 1450 mdd, según las estimacion
David Ellis
NUEVA YORK -

Las perspectivas para los bancos Goldman Sachs y Morgan Stanley son cada vez más deprimentes.

Los analistas de la industria redujeron las expectativas de ambas firmas para el cuarto trimestre, dado que los mercados financieros siguen bajo tensión. Hace tan solo dos semanas se proyectaba que Morgan Stanley reportaría escasas ganancias, según un sondeo realizado por Thomson Reuters. Pero ahora, los analistas creen que el banco reportará una pérdida por 351 millones de dólares (mdd), es decir, de 37 centavos por acción.

Tampoco Goldman Sachs se salva. Inicialmente, los analistas habían previsto pérdidas por 900 mdd o de 1.82 dls por acción, pero ahora se prevé que la firma reporte pérdidas por 1,450 mdd, 3.50 dls por acción. Serían los primeros números rojos registrados por la entidad desde su salida a la Bolsa en 1999. 

Múltiples problemas

En los últimos meses ambas firmas se han visto afectadas por la crisis de crédito.

La extrema volatilidad de los mercados de commodities y de capital ha perjudicado sus operaciones bursátiles. Sus principales divisiones de correduría, negocios claves para ambas firmas, se han visto fuertemente presionadas dado el creciente número de fondos hedge que han enfrentado la liquidación. Y la cartera de ingresos fijos sigue paralizada en tanto que los mercados crediticios continúan congelados.  

También hay menos acuerdos de fusión, pues muchas empresas de todas las industrias se resisten a efectuar cambios estratégicos. Las actividades de fusión y adquisición han caído un tercio desde hace un año, tanto a nivel nacional como internacional.

Y muchas compañías que habían acordado realizar adquisiciones finalmente han reculado, retirando miles de dólares por servicios de consultoría que de otra forma se hubieran embolsado Goldman Sachs, Morgan Stanley y el resto de los bancos de inversión.

“El flujo de los negocios se ha detenido” afirma Ryan Caldwell, gestor de cartera para Waddell & Reid Financial, empresa que supervisa cerca de 14,000 mdd en activos y que también posee acciones de Goldman Sachs.

Asimismo, se prevé que Goldman Sachs resulte perjudicada debido a su participación accionaria en el Banco Comercial e Industrial de China, cuyas acciones han perdido una tercera parte de su valor durante noviembre.

Por otro lado, los analistas han advertido que el portafolio de capital privado de Morgan Stanley se ha debilitado. Incluso la analista de Keefe Bruyette & Woods, Lauren Smith, notificó a sus clientes hace pocos días que ella proyectaba que el banco tendría que realizar una amortización de por lo menos 1,000 mdd durante este trimestre.

¿Amortización en puerta?

Tampoco ayuda que ambos bancos posean enormes portafolios repletos de títulos cuyo valor fluctúa dramáticamente, como aquellos respaldados por préstamos inmobiliarios comerciales y residenciales.

Algunos expertos han avisado sobre la posibilidad de que las dos firmas se vean obligadas a amortizar en conjunto cerca de 5,500 mdd para reflejar el bajo valor de esos activos.

Aún así, ambas firmas consiguieron reunir capital en este trimestre mediante la venta de acciones, en un intento por disminuir el deterioro de sus libros contables: A finales de septiembre Goldman Sachs vendió acciones preferenciales a Berkshire Hathaway por 5,000 mdd; mientras que Morgan Stanley hizo lo mismo, permitiendo que la firma japonesa Mitsubishi UFJ comprara el 21% de participación a cambio de 9,000 mdd.

Además cada uno de los bancos recibió 10,000 mdd del Depto. del Tesoro, como parte del rescate bancario implementado por el gobierno estadounidense.

Pero en un escenario donde los bancos tienen cada vez más problemas para reunir capital, los expertos dudan de que Goldman y Morgan accedan a amortizar o reducir el valor de sus activos en problemas justo ahora. Las dos entidades podrían esperar a hacerlo luego de reportar sus resultados en enero.

Cualquiera que sea el camino que tomen, los inversionistas no se muestran muy optimistas. Las acciones de Goldman han caído un 14% en lo que va del mes y un 68% en lo que va del año. Las acciones de Morgan, por su parte, han caído un 6% en diciembre y su pérdida anual ha sido del 73%.

Ahora ve
No te pierdas