Brasil investiga sobornos de Siemens

El país abrió una investigación contra la empresa alemana por una sospecha de soborno; Siemens habría incurrido en malos manejos para obtener millonarios contratos del metro suburban

Fiscales brasileños abrieron una investigación contra el grupo alemán de ingeniería Siemens AG (SI) por sospecha de soborno para obtener multimillonarios contratos para el metro suburbano. El fiscal de São Paulo, Antonio Celso de Oliveira Farias, dijo al diario Estado de São Paulo que se contactarán con autoridades legales de Alemania para intercambiar información.

Las acusaciones se remontan a la adjudicación en el 2000 de cuatro contratos avaluados en 1,000 millones de reales (425 millones de dólares).

Las sospechas surgieron cuando investigadores alemanes descubrieron que dos ciudadanos brasileños estaban involucrados en una red mundial de supuesta corrupción en la empresa alemana que se estima totalizó 1,300 millones de euros (900 millones de dólares).

Siemens acordó el lunes pagar 1,000 millones a autoridades alemanas y estadounidenses para investigar una acusación de soborno a autoridades en Argentina, Bangladesh, Irak y Venezuela para ganar contratos.

También en Argentina

El conglomerado industrial alemán Siemens AG (SI), que esta semana acordó pagar una multa de 1,400 millones de dólares por corrupción en Estados Unidos y Alemania, admitió el miércoles que pagó sobornos para adjudicarse un contrato en Argentina, informan medios oficiales.

El titular local de Siemens, Enrique Antonio Genzone, envió un comunicado al ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Julio De Vido, en la que explica que los sobornos se relacionan con un contrato suscrito por el ex presidente Carlos Menem (1989-99) y rescindido por su sucesor, Fernando de la Rúa (1999-2001), para hacer documentos nacionales de identidad argentinos, informó la agencia local de noticias Telam.

Genzone, según una copia de la carta distribuida por Telam, señaló que su compañía había llegado a acuerdo con el departamento de Justicia de Estados Unidos para "pagar una multa total de 800 millones de dólares" en el escándalo de corrupción.

Autoridades estadounidenses señalaron que Siemens había destinado fondos, doble contabilidad y entregas de maletas llenas de dinero para sobornar a funcionarios gubernamentales a fin de obtener contratos en Argentina, Bangladesh, Irak y Venezuela.

Medios de comunicación argentinos señalan que la Comisión de Bolsa y Valores de estados Unidos, o SEC, acusó a Siemens de pagar más de 40 millones de dólares a altos funcionarios argentinos entre 1998 y 2004 a fin de adjudicarse el multimillonario contrato por los documentos de identidad.

Al menos 2.6 millones de dólares se transfirieron en forma directa desde asesores de negocios al presidente argentino (Menem), su ministro del Interior y jefe de inmigración para lograr el contrato, señala el periódico local La Nación.

La SEC acusó además a Siemens de pagar 6 millones de dólares a funcionarios de la "nueva administración" que asumieron tras Menem, esto es, el Gobierno de De la Rúa, agregó.

Ahora ve
No te pierdas