FedEx se prepara ante la crisis en 2009

La empresa de mensajería tuvo un aumento en sus ganancias del segundo trimestre fiscal; pero pronosticó un panorama negativo el próximo año, por lo que alista recortes de gastos.
DETROIT (CNN) -

El gigante estadounidense de los envíos de encomiendas FedEx Corp reportó el jueves un incremento en las ganancias netas del segundo trimestre fiscal en línea con lo esperado, gracias a los menores precios del combustible.

Sin embargo, auguró un panorama negativo de la economía para el 2009 y dijo que estaba tomando medidas para recortar costos.

"Nuestro desempeño financiero es cada vez más complicado por las peores condiciones económicas de los 35 años de historia operacional de la compañía", dijo el presidente ejecutivo Fred Smith en un comunicado.

"Con la caída en las tendencias de envíos durante nuestro segundo trimestre y la expectativa de que las condiciones económicas seguirán siendo difíciles durante el 2009, tomamos medidas adicionales para compensar la débil demanda, proteger nuestro negocio y minimizar la pérdida de empleos", añadió.

La compañía dijo que ya congeló las contrataciones y ha estado reduciendo puestos de trabajo en sus unidades FedEx Freight y FedEx Office.

FedEx dijo que las nuevas medidas incluyen una reducción del 20% en el salario base del presidente ejecutivo Smith, recortes de los pagos de otros ejecutivos de entre un 7.5 y un 10% a partir del 1 de enero, y la suspensión de las contribuciones al plan de pensiones 401 (k) por al menos un año, a partir del 1 de febrero.

La compañía, que junto a su rival United Parcel Service Inc, es vista como un referente de la salud de la economía de Estados Unidos, informó utilidades netas de 493 millones de dólares en el trimestre fiscal que terminó el 30 de noviembre, o 1.58 dólares por acción.

Eso se compara con las ganancias de 479 millones de dólares, o 1.54 dólares por título, en el mismo período del año previo.

Los analistas de Wall Street, en promedio, estimaban ganancias de 1.58 dólares por papel, según Reuters Estimates.

La firma anotó ingresos trimestrales de 9,540 millones de dólares, frente a los 9,450 millones de dólares de hace un año y los 9,780 millones de dólares que, en promedio, anticipaban los analistas.

FedEx y UPS han visto un decrecimiento en el volumen de encomiendas, debido a la desaceleración económica y han dicho que sus clientes han migrado a servicios de entrega terrestres y de menor precio.

UPS indicó en noviembre que las condiciones económicas actuales le dificultaban establecer una meta de volumen para la temporada más activa de fin de año.

Deutsche Post AG anunció recientemente que su división DHL cerrará su servicio doméstico de Estados Unidos el 30 de enero, eliminando 9,500 empleos, producto de la desaceleración en el país y la fuerte competencia de FedEx y UPS en su mercado local.

Ahora ve
No te pierdas