Canadá también prestará a automotrices

El gobierno canadiense ofrecerá unos 3,300 mdd a las unidades locales de las empresas de Detroi además, apoyará a los consumidores a fin de que obtengan créditos para la compra de vehículos.
Las agencias automotrices intentan atraer con ofertas a los  (Foto: )
TORONTO (CNN) -

Canadá anunció el sábado que seguirá a Estados Unidos al ofrecer 4,000 millones de dólares canadienses (unos 3,300 millones de dólares) en préstamos de emergencia a las unidades locales de las atribuladas automotrices de Detroit, para que sigan operando mientras se reestructuran.

El paquete, anunciado por el primer ministro canadiense, Stephen Harper, y el premier de Ontario, Dalton McGuinty, se da a conocer un día después de que la Casa Blanca develara un plan de rescate de 17.,400 millones de dólares para impulsar a la industria automotriz.

Harper también anunció dos nuevas medidas federales para apuntalar a la industria: una para colaborar con los proveedores del sector automotor y otra para ayudar a que los consumidores obtengan créditos para la compra de vehículos.

"En el país hay literalmente cientos de miles si no millones de familias potencialmente afectadas por la crisis de esta industria", dijo Harper en una conferencia de prensa conjunta.

"Y obviamente nos estamos asegurando en este tiempo de Navidad que, en el marco de nuestra responsabilidad por el dinero de los contribuyentes, que también vamos a velar por sus intereses", agregó.

Un colapso de las llamadas Tres Grandes automotrices de Detroit dejaría a casi 600,000 canadienses sin trabajo dentro de cinco años, la mayoría de ellos en Ontario, de acuerdo con un reciente informe de un panel asesor provincial.

Según el plan, el gobierno federal brindará 2,700 millones de dólares canadienses en préstamos de corto plazo y Ontario, 1,300 millones de dólares canadienses.

General Motors de Canada Ltd podrá acceder a préstamos por hasta 3,000 millones de dólares canadienses y Chrysler Canada Inc, por hasta 1,000 millones. La unidad canadiense de Ford Motor no ha pedido asistencia inmediata, dijo el Ministerio de Industria.

Harper comentó que los gobiernos están intentando tener garantías de algunos activos de las empresas, "pero no los engañaré, obviamente hay algo de dinero en riesgo aquí".

Explicó que la ayuda refleja la porción del 20% que representa Canadá de la capacidad de producción del mercado norteamericano.

Pero con 3,300 millones de dólares, el paquete canadiense realmente representa un sexto, o un 16%, del total de 20,700 millones de dólares en ayuda anunciada en los últimos dos días en Norteamérica.

Canadá y EU, en sintonía

Harper explicó que Canadá no permitirá una reestructuración de la industria como lo hace Estados Unidos, de una manera que pueda ocasionar el traslado de instalaciones canadienses a Estados Unidos.

Señaló que el Gobierno del presidente George W. Bush y el equipo entrante del mandatario electo Barack Obama han dejado en claro que no permitirán que las compañías colapsen.

"Puede que tengamos compañías mucho más pequeñas, pero en mi opinión, no se caerán", sostuvo Harper. "El desafío entonces para Canadá es asegurar que mientras son reestructuradas, nosotros retengamos nuestra participación de mercado", agregó.

Harper dijo que la ayuda a los proveedores automotrices vendrá en forma de una cobertura de seguros adicional mediante la federal Export Development Corp.

El gobierno federal también creará un nuevo organismo para apoyar el acceso al crédito para los consumidores. No hubo detalles inmediatamente disponibles.

Al parecer las medidas requerirían de algunas concesiones por parte de los sindicatos y Harper agregó que todos los involucrados tendrán que ayudar en la reestructuración.

Tras el anuncio, el sindicato Trabajadores Automotores Canadienses dijo que estaba dispuesto a trabajar con la industria para proteger el empleo.

 

Ahora ve
No te pierdas