Cemex logra refinanciar deuda con bancos

La cementera acordó con instituciones financieras refinanciar créditos por 2,200 mdd; éstos vencían en el 2009 y el 2010, y ahora se extenderán a febrero del 2011.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La cementera mexicana Cemex, la tercera mayor del mundo, dijo eate lunes que acordó con instituciones financieras refinanciar créditos que vencen durante el 2009 y el 2010 por 2,200 millones de dólares, alejándose así de los temores de cesación de pagos. Los vencimientos se extendieron a febrero del 2011. Presionada por la caída en la demanda de cemento y pérdidas en derivados, Cemex comenzó el mes pasado a negociar con grandes bancos la reestructuración de deuda por 6,000 millones de dólares que vencen el próximo año.

Cemex, que tiene operaciones en más de 50 países, dijo en un comunicado que también acordó con los bancos extender cerca de 1,500 millones de dólares de los 3,000 millones de dólares de un crédito sindicado que vence en diciembre del 2009.

"El proceso de refinanciamiento continúa para vencimientos en los que no se ha comprometido su extensión", dijo Cemex en un comunicado.

La compañía dijo que estima que su gasto financiero neto permanezca sin cambio en cerca de 500 millones de dólares en el primer semestre del 2009, respecto a igual periodo del 2008.

Muchos inversionistas esperan el resultado del refinanciamiento de la deuda de Cemex, cuyas acciones han sido castigadas y llegaron a tocar un mínimo anual de 5.55 pesos en noviembre.

Los inversores estaban preocupados de que la compañía cayera en cesación de pagos en medio de la crisis financiera mundial, más restricciones al crédito y un menor flujo de caja en momentos en que la crisis inmobiliaria de Estados Unidos ha golpeado a Cemex en su principal mercado.

Acciones

El lunes, los títulos de la cementera retrocedieron un 6.23% en la Bolsa mexicana a 11.44 pesos. El viernes, la agencia calificadora Moody's bajó su nota para la deuda de la australiana Rinker, unidad de Cemex, argumentando el poco favorable panorama de desempeño para la firma mexicana.

La administración de Cemex es conocida por reducir rápidamente su deuda tras sus adquisiciones, pero empezó a tener problemas el año pasado luego de comprar Rinker.

La adquisición disparó sus niveles de deuda y aumentó su participación en Estados Unidos en los albores de la feroz crisis financiera.

Desde entonces, Cemex se ha visto obligada a vender activos en Austria, Hungría y las Islas Canarias para pagar sus obligaciones. La deuda neta de la compañía a septiembre era de 16,400 millones de dólares.

 

 

Ahora ve
No te pierdas