Escándalo corporativo frena a India

La estafa contable en la firma de servicios de tecnología Satyam arriesga nuevas inversiones; aunado a los recientes ataques en Mumbai y la crisis global, el caso podría inhibir el crecimiento.
Satyam  (Foto: CNN)
NUEVA DELHI (CNN) -

Hace un año parecía un tanque que avanzaba sin que nada lo detuviera, pero ahora India sufre la tormenta perfecta: un escándalo corporativo, los ataques en Mumbai y la desaceleración económica global.

De repente, ya no se habla de retornos fáciles, del crecimiento sin fin, ni de la "Llegada de India". No, ahora las palabras giran en torno al riesgo.

"Todos estos eventos han sumado la sensación de más riesgo en India", dijo V. Ravichandar, director administrativo de Feedback Consulting en Bangalore, que asesora a multinacionales sobre inversiones en el país.

"Hay una actitud de ardillas. El invierno podría ser largo y frío", agregó.

El presidente de Satyam Computer, Ramalinga Raju, renunció el miércoles en medio del mayor escándalo corporativo en la historia de India, luego de revelar que se inflaron artificialmente las ganancias durante años.

Se lo llama el caso "Enron" de India, con lo que se sospecha que podría haber más cadáveres en el armario del éxito corporativo del país.

Ayer Raju fue arrestado junto con su hermano por los cargos de estafa y falsificación de documentos.

Todo llegó en el peor momento para India.

Se combinaron una serie de problemas que dañaron la autoestima -o, para algunos, la vanidad- de los ejecutivos, políticos y las clases medias del país.

En el 2007, India gozó el éxito: Tata Steel ofertó 13,000 millones de dólares por Corus, la mayor adquisición del país en el extranjero; la economía creció casi un 9 por ciento y la nación ganó su primera gran copa internacional de cricket en 25 años.

Muchos todavía tienen confianza en el país en el largo plazo.

Pero estas nuevas inseguridades podrían impactar sobre la economía, donde hay signos de que los inversionistas retroceden en sus planes y también sobre la política, dado que crece la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones generales de mayo.

POLITICA

Tomemos la política. El gobierno liderado por la coalición del Congreso está luchando con el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata. Al Partido del Congreso le va a costar retener el poder.

Esa incertidumbre podría empujar a los votantes a un "tercer frente", a partidos regionales más pequeños con líderes carismáticos pero polémicos -como la "Reina de los Dalits" Mayawati- que ponen nerviosos a muchos inversionistas.

"Cualquiera que tenga el poder en India debería estar preocupado", comentó el analista político Mahesh Rangarajan.

"Los indios caminan por la cuerda floja. No hay seguridad social, ni laboral. Una tercera fuerza podría tomar ventaja de estas carencias", señaló.

GOLPE AL CORAZÓN DEL PAÍS

Los ataques en Mumbai, que mataron a 179 personas en noviembre, fueron un golpe al corazón de la historia de crecimiento de India.

Y si alguien buscaba un signo del desánimo de la clase media, basta mirar a las ventas de automóviles, que cayeron casi un quinto en noviembre, la peor disminución en ocho años.

"Ya se pasó ese agresivo sentimiento indio de: 'Estamos aquí", comentó Rangarajan.

Después de seis años de escaladas fuertes, las acciones de India se desplomaron más de un 50 por ciento en el 2008, el peor hundimiento de su historia.

"Un proyecto que era considerado prometedor, ahora es visto como arriesgado", expresó Saumitra Chaudhuri, miembro de Concejo de Asesores Económicos del Primer Ministro.

"La gente no quiere aprovechar la oportunidad tanto como antes. Era más fácil hacer dinero el año pasado", comentó.

Ahora ve
No te pierdas