¿Qué será de Apple sin Steve Jobs?

La salida temporal de Jobs por razones médicas abre las interrogantes sobre el futuro de la empresa; ¿sobrevivirá Apple a su ausencia?, ¿buscarán nuevo presidente ejecutivo?
Adam Lashinsky
SAN FRANCISCO -

¿Sobrevivirá Apple a la ausencia de Steve Jobs? Pronto conoceremos la respuesta.

Tras cinco años de ser diagnosticado con cáncer de páncreas, Jobs admitió públicamente que no está del todo bien y que dejará Apple por seis meses debido a problemas médicos, pero no desatenderá las decisiones estratégicas de la empresa.

Ahora los ojos del mundo miran hacia Tim Cook (el ejecutivo que trabaja tras bambalinas y a la sombra de un CEO ya legendario), todos están atentos, desde sus rivales Dell, Hewlett-Packard y Microsoft hasta sus leales consumidores.

Cook, Director de Operaciones de Apple, ha estado al frente de las actividades diarias de la empresa desde hace años, lo único que cambiará entonces es la participación de Jobs. Esto es, si Apple y Cook están listos para una era post-Steve Jobs, recién comenzó la fase de prueba.

La gente ha comprendido por fin que Cook no es sólo el maquinista del tren, sino que sus responsabilidades en Apple han aumentado de tal forma que nadie tiene tanta autoridad como él (salvo Jobs). "La compañía ya se ha solidarizado en torno a él" apunta un ejecutivo de Apple que pidió el anonimato, y añade que la afabilidad de Cook es de hecho un aire de alivio con respecto a la volubilidad de Jobs.  

La carrera de Cook en Apple ha ido en ascenso. Llegó en 1998 de Compaq, y su trabajo fue recomponer la caótica cadena de distribución. Desde entonces se ha hecho cargo de todas las operaciones, ventas,  atención al cliente, la división de Macintosh, la tienda online, además de la importante tarea de dirigir las relaciones entre Apple y las compañías telefónicas que comercializan el iPhone.

"Creo que los accionistas de Apple serán bien representados por Tim, sus intereses estarán en las manos de un líder inteligente, considerado y disciplinado" sostiene Jeanne Jackson, minorista miembro de las juntas directivas de McDonald's, Nordstrom y Nike.

¿Puede alguien reemplazar a Jobs?

El temor es que Apple haya prosperado gracias al genio de Jobs, y que sin él la empresa se vendrá abajo. (Las acciones cayeron un 14% y la compañía perdió 12,000 millones de dólares en valor de mercado entre diciembre y enero, desde que Jobs cancelara su participación en la conferencia anual de Macworld y anunciara después su licencia médica).

Pero es poco probable que la ausencia de Jobs tenga un impacto en los planes corporativos a corto plazo, debido a la forma en que la empresa desarrolla sus productos con años de antelación. El iPhone, por ejemplo, estuvo 3 años dentro del cascarón. Y de acuerdo a alguien cercano al grupo directivo de Apple, sería raro que Steve Jobs no haya aprobado las principales decisiones estratégicas (adquisiciones, otros desembolsos de dinero y nuevos productos) para los próximos meses.

Pese a ello, tanto socios como competidores estarán a la expectativa de los cambios que sucedan sin la enorme influencia de Jobs en la industria y en el mundo de los negocios. Por otro lado, no deja de rumorearse en la blogósfera que el ritmo de las innovaciones en Apple se ha ralentizado. Después de todo, han pasado dos años desde que la empresa lanzara el iPhone, su último producto revolucionario. Pero sería excesivo sugerir que sus días de gloria han pasado, pues la firma ha creado tres productos realmente innovadores que cimbraron la industria: la Macintosh en 1984, el iPod en 2001, y el iPhone en 2007.

Apple, desde luego, no revela sus proyectos actuales. De allí que tanto se especule sobre su próximo paso (desde Macs más baratas a un centro digital de entretenimiento con DVR y aparato de TV por cable, como sugiere Tonu Sacconaghi; nuevos productos de telefonía móvil y planes de expansión internacional para sus tiendas, según opina Gene Munster).

Jobs ha dejado el barco en un momento que ya se vislumbraba difícil, pues la industria electrónica también ha sido golpeada por la crisis. Seagate, fabricante de discos duros, despidió a sus más altos ejecutivos y recorto su fuerza laboral, mientras que una atribulada Sanyo aceptó ser comprada por Panasonic. Asimismo, los envíos de computadoras a nivel mundial disminuyeron en el cuarto trimestre, registrando la primera caída en seis años, según informó la firma de investigación IDC.

Aún así, Apple enfrenta la desaceleración económica con una posición fuerte: con cerca de 25,000 millones de dólares en efectivo hacia final de septiembre. Los inversionistas que apuesten por la manzana tienen hoy la oportunidad de comprar acciones a 83 dólares (al término del 2007 costaban 203 dls).

La junta directiva, por su parte, tendrá que aclararles la situación a los inversionistas. "Tienen que dejar en claro quién manda. (La ambigüedad) no es buena para Tim, no es buena para Steve, tampoco para la empresa" señala Jeffrey Sonnenfeld, profesor de management en Yale. Sonnenfeld sugiere que Jobs asumirá el cargo de presidente del consejo y que Cook será nombrado CEO.

Pero no todos piensan igual, algunos directivos de la empresa creen que Jobs volverá al trabajo, y que la ausencia de estos meses sólo demostrará que el mágico CEO no tiene que estar involucrado en todos los pequeños detalles. Otros opinan que los rumores se acallarán en cuanto Jobs suba de peso y se presente en un evento anunciando un nuevo y fantástico producto.

Ahora ve
No te pierdas