La industria aérea cae por la crisis

El tráfico mundial de carga se redujo 22.6% en diciembre, un desplome histórico, según autoridades; las aerolíneas mundiales reportarían pérdidas por 2,500 millones de dólares en el 2009.
GINEBRA (CNN) -

El tráfico aéreo internacional de carga se redujo un 22.6% en diciembre frente al mismo mes del año anterior, en una caída "sin precedentes e impresionante" que evidencia una contracción general del comercio mundial, dijo el jueves un grupo de la industria.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por su sigla en inglés) precisó que las aerolíneas afrontan un año muy difícil. El tráfico aéreo sufrió una caída interanual del 4.6%, a pesar de las reservas anticipadas para el periodo navideño.

Eso también es una mala noticia para la economía en general, pues una tercera parte del comercio mundial corresponde a bienes enviados por aire.

"Ajusten sus cinturones y prepárense para un paseo agitado y un aterrizaje forzoso", advirtió el director general de IATA, Giovanni Bisignani.

"La caída de un 22.6% en el tráfico internacional aéreo de carga de diciembre nos pone en tierras desconocidas y no hay un fondo a la vista", agregó Bisignani.

Según IATA, todas las regiones tuvieron un mal desempeño, pero las aerolíneas de Asia-Pacífico, que representan un 45% del mercado aéreo de carga fueron las más golpeadas.

"El colapso del negocio de carga es un reflejo de las caídas de 20 a 30% en los volúmenes de exportación e importación en Asia, Norteamérica y Europa, luego de que la recesión se profundizó en diciembre", añadió.

Las aerolíneas mundiales reportarían pérdidas por 2,500 millones de dólares en el 2009, tras sufrir una pérdida de 5,000 millones el año pasado, de acuerdo a IATA.

Sus previsiones presumen que el combustible costará 60 dólares por barril, que los volúmenes de pasajeros bajarán 3% y que los de carga se reducirán un 5%.

En todo el 2008, el transporte mundial de carga se redujo 4%, mientras que el de pasajeros apenas aumentó un 1.6%, según los datos de IATA.

La demanda siguió cayendo en diciembre, cuando uno de cada cuatro asientos para pasajeros se quedó vacío, recalcó.

"Las aerolíneas luchan por equiparar la capacidad con la rápida caída de la demanda. Hasta que logren ese equilibrio, ni la fuerte caída de los precios del combustible evitará que la industria caiga en números rojos", expresó Bisignani.

Ahora ve
No te pierdas