Santander listo ante demandas por Madoff

El banco dijo estar preparado para las numerosas querellas que pondrán en su contra; el grupo financiero perdió 2,300 millones de euros tras su inversión en la empresa de Madoff.
Emilio Botín  (Foto: Archivo)
MADRID (Notimex) -

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, afirmó que la entidad crediticia está preparada ante las numerosas demandas que se interpondrán en su contra por el fraude del estadounidense Bernard Madoff.

En la presentación de resultados de 2008 del banco, Botín expuso que hay una intención de conservar la relación comercial que Santander tiene con los afectados, por lo que lanzó una propuesta para reparar daños mediante adquisición de acciones y créditos.

Según estimaciones, clientes de Optimal, fondo de inversión filial del Santander, perdieron unos 2,300 millones de euros tras su inversión en la empresa de Madoff.

"No quiero ocultarles mi sorpresa. Es inconcebible que una entidad sometida a una supervisión tan minuciosa como la de Estados Unidos haya podido cometer fraude durante tanto tiempo y por un importe tan elevado. El Banco (Santander) es una víctima más", dijo.

Por ello, reiteró las medidas de compensación a los afectados por el caso Madoff, así como a los que a través de Santander habrían invertido en Lehman Brothers de Estados Unidos, y que se elevan a un fondo de 450 millones de euros (unos 576 millones de dólares).

"Estamos acostumbrados a los juicios y no estamos preocupados porque hemos hecho lo que teníamos que hacer, que era esa compensación", afirmó el directivo.

Botín reconoció que se cambió la decisión anunciada en diciembre de no compensar a los afectados, al considerar que era responsabilidad de Madoff y los supervisores en Estados Unidos, pero con la propuesta de compensación se quiere mantener la relación comercial.

"El Consejo de Administración está satisfecho de esa propuesta, porque somos un banco con más de 80 millones de clientes y debemos atenderlos. Hemos contactado con algunos de ellos y están satisfechos con la propuesta", aseguró.

Descartó que debido a esta crisis, por el fraude de Madoff y la quiebra de Lehman Brothers, se registren problemas en los bancos que Santander adquirió en fecha reciente como el estadounidense Sovereign y los británicos Alliance & Leicester, y Bradford & Bingley.

Al hacer referencia a la crisis económica en España, expresó que es improbable que la recuperación llegue a finales de 2009, por lo que es importante que el sistema financiero consolide las mejoras que ahora se apuntan para ayudar a la recuperación económica.

No obstante, Botín dijo que "la moderación del crédito es inevitable en un contexto caracterizado por un deterioro muy notable de la situación y de las expectativas económicas", aunque aclaró que Santander en España autoriza el 75% de las solicitudes.

Para el caso del Santander, explicó, se conceden los créditos a los proyectos que se consideran solventes, cuidando la gestión de liquidez y de capital del banco.

Aclaró que la entidad que dirige "no ha acudido a las subastas de adquisición de activos que lanzó el gobierno para reforzar la liquidez del sistema, medida que se considera acertada".

"El gobierno ha actuado bien, hay liquidez por ello, pero quiero decir que no son subvenciones, y a los contribuyentes no les va a costar ni un euro. A nosotros no nos han dado nada. No necesitamos y espero que no necesitemos de ayudas públicas", confió.

Como metas para 2009, Botín destacó los procesos de integración de Sovereign, Bradford & Bengley, y Alliance & Leicester al Grupo, consolidar la integración de Banco Real en Brasil y asegurar la fortaleza de liquidez y capital del banco en este año de crisis.

En 2008, el Banco Santander cerró con un beneficio atribuido de 8,876 millones de euros (más de 11,000 millones de dólares), lo que supone un incremento de 9.0% respecto al registrado el año anterior.

Ahora ve
Estos perros robots quieren ser tu próxima mascota
No te pierdas
×