Inversores, molestos por ‘castigo’ a GE

Tenedores de acciones están decepcionados por la baja de la calificación que decretó S&P a la firma; culpan de la medida al presidente de GE, quien hace poco decretó un recorte en los dividendos.
CHICAGO (CNN) -

David Pepper, viejo devoto a las acciones de General Electric Co, así como de comprar títulos y retenerlos, dijo que la reciente baja en la calificación de los papeles del grupo industrial destruyó su confianza en ellos y en la gerencia de la compañía. Y lo ha llevado a cuestionarse su estrategia general de inversión.

"Solía tener tanta fe en esta compañía que quería ser dueño de acciones de GE por el resto de mi vida y pasárselas a mi herederos", comentó Pepper al ser consultado sobre GE y su asediado presidente ejecutivo, Jeffrey Immelt.

"Pero los accionistas han pagado un precio caro por los excesos de la gerencia, que tristemente provocaron el rápido declive de la joya del índice S&P 500", sostuvo.

"Immelt tiene que irse", sentenció.

Pepper, de 32 años, un contador público de California, empezó a comprar acciones de GE hace alrededor de una década. Y lo hizo hasta hace poco tiempo.

El es uno en la larga lista de inversionistas minoristas de GE, con un 40% de la empresa, que ahora quieren irse.

Aunque las acciones de GE han escalado esta semana -- el jueves treparon un 14% -- aún cotizan un 75% por debajo de su máximo de 12 meses, de 38.52 dólares, registrado en abril

La caída se debe mayormente a los problemas en su brazo financiero GE Capital, que ha sido impactado por la crisis financiera global.

El reciente recorte del dividendo de GE en un 68% colmó la paciencia de tenedores como Pepper.

Una serie de entrevistas recientes con inversores minoristas de GE mostraron un enorme enojo y frustración entre los viejos accionistas, aunque no todos ellos apuntaban directamente a Immelt.

Pero el brillo definitivamente se perdió en GE y en su famoso "banco de suplentes" de grandes ejecutivos.

En septiembre del 2001, cuando Immelt sucedió en el cargo a Jack Welch, su icónico predecesor, la mayoría de los inversionistas creía que GE no podía hacer nada mal.

Pero eso ha cambiado.

"Es una duda. No estoy realmente seguro si todo es culpa de Immelt", indicó Gil Michalek, un jubilado de GE de 79 años que tiene miles de acciones y usaba los dividendos trimestrales para mejorar su pensión.

"Pero está claro (que) se cometieron errores," añadió.

Michalek, que trabajó en la firma por 39 años, dijo que esos errores han barrido la mayor parte de su patrimonio.

"Para ser honestos, la reducción en el dividendo me está matando", dijo. "Lo que verdaderamente quiero saber ahora es: ¿dónde está Jack Welch?".

"De repente Jack se ha vuelto terriblemente silencioso," recalcó.

El recorte de dividendo ha resultado en dos demandas colectivas de accionistas contra GE, en la que alegan que Immelt violó la ley de valor al afirmar inequívocamente el 23 de enero que GE mantendría su dividendo trimestral, un mes antes de reducirlo.

Los accionistas más nuevos, en general, están más tranquilos dado que no han perdido tanto.

Y algunos aún intentan comprar más papeles de GE a estos precios bajísimos.

Candice Jensen vive en los suburbios al oeste de Chicago y adquirió sus primeras acciones de GE el 19 de febrero. Y volvió a comprar el 27 de febrero -- menos de una hora después, GE recortó su dividendo.

Ahora tiene un total de 350 acciones y perdió dinero con el primer paquete que compró. Pero ella afirma que quiere más.

 

Ahora ve
El 2017 comienza a despedirse con una lluvia de estrellas gemínidas
No te pierdas
×