EU `daña´ a transportistas mexicanos

Los empresarios pierden clientes e inversiones por la prohibición de transitar en territorio de EU; los transportistas reclaman una solución, México respondió con la aplicación de aranceles.
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las empresas transportistas mexicanas demandaron una rápida resolución a la suspensión, por parte de Estados Unidos (EU), del programa que permitía a los camiones locales transitar por su territorio, debido a los fuertes impactos que tendrá la prohibición sobre sus clientes y las grandes inversiones que han realizado. "Pensaban que éramos una amenaza, pero demostramos lo contrario (...); estamos sufriendo pérdidas económicas", dijo en entrevista el propietario de la empresa Francisca Burgos Vizcarra, Arturo Rioseco Carmelo.

La semana pasada el Gobierno estadounidense decidió suspender un plan que consentía que los transportistas mexicanos trasladaran mercancía hasta su destino final, programa piloto que venía operando desde septiembre de 2007.

Mientras que algunos tacharon esta medida de proteccionista, EU ha dicho que los camiones incumplían con reglas de seguridad.

Rioseco precisó que todas sus operaciones que tenía fuera de la zona comercial en la zona de Mexicali, Baja California, fueron afectadas, y en su caso tuvieron que transferirlas a otra compañía estadounidense.

"Nos pararon, no podemos trabajar, qué opción tenemos, vamos a ver de qué otra manera nos podemos redirigir", dijo el empresario que desde la década de los 90 opera en la zona.

Este negocio opera 10 unidades bajo este programa.

El presidente de EU, Barack Obama, instruyó desde la semana pasada a diversas dependencias de su Gobierno para que colaboren con el Congreso de su país y con las autoridades mexicanas, para emitir una legislación que establezca un nuevo programa piloto de transporte transfronterizo.

Transportes Julián Villa y Transportes Salgado, otras de las empresas afectadas reclamaron que al inicio del programa realizaron fuertes inversiones para cumplir con todos los requisitos.

"Al principio fue un desembolso muy fuerte que tuvimos para entrar al programa sólo con la contratación de seguros, en algunos casos eran requisitos extras que teníamos ya para entrar a la zona comercial", dijo María Isabel Mendivil Velarde, dueña de Transportes Julián Villa.

Algunos de los requisitos para entrar al programa son la contratación de seguros, licencias binacionales a los operadores -que forzosamente tienen que saber inglés-, los exámenes antidoping, entre otros.

Mendivil Velarde, que cuenta con 9 unidades en el programa, precisó que un 70% de sus operaciones se concentran con el traslado de maquila a Estados Unidos.

"No nos dieron oportunidad de reacomodo", dijo Mendivil, quien tiene operaciones en Guaymas, Sonora.

El programa piloto de transporte transfronterizo de carga fue anunciado el 23 de febrero de 2007 por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México y su homóloga estadounidense.

"El esquema prevé el otorgamiento de hasta 100 autorizaciones a cada uno de los dos países, para que transportistas de México y EU operen en el territorio de la otra parte", detalló la consultora comercial IQOM.

Por la parte mexicana operaban 27 empresas, mientras que del lado estadounidense apenas lo utilizaban unos 10 negocios.

El programa fue pactado dentro de las obligaciones firmadas en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En un inicio EU incumplió con este acuerdo, ya que debía entrar en vigor desde 1995, lo que desató una serie de inconformidades por parte de las autoridades mexicanas.

En 2008, ambos gobiernos decidieron extender el programa hasta el 31 de agosto de 2010, lo que permitió que las empresas mexicanas confiaran en éste y realizaran algunas inversiones.

"Nos metieron zancadilla", dijo Luis Salgado Esquer, de Transportes Salgado, una empresa que opera en Tijuana, Baja California y que cuenta con cinco unidades en el programa transfronterizo.

"Con el aviso de que se iba a ampliar el programa dos años tuvimos la confianza de invertir más porque teníamos más tiempo para llevarlo a cabo", dijo Mendivil, por su parte.

Entre Transportes Julián Villa y Transportes Salgado suman alrededor de unos 50,000 dólares que fueron invertidos para este programa.

Además, los transportistas mexicanos compiten con empresas de dueños que cuentan con la doble nacionalidad, que les permite instalar empresas en ambas fronteras.

Los empresarios reclamaron que para cumplir con sus clientes tiene que subcontratar otras empresas para entregar la mercancía, situación que les aumenta los costos de operación en un 30%.

"Perdí uno de los clientes que casi me daba el 60% del trabajo", indicó Luis Salgado.

Represalias a la mexicana

El pasado lunes la Secretaría de Economía (SE) decidió aumentar los aranceles a 90 productos industriales y agrícolas de importación de Estados Unidos, como represalia a la prohibición de entrada de los transportistas mexicanos a ese país.

La dependencia federal precisó que estos productos, de 40 estados de la Unión Americana con un valor de 2,400 millones de dólares en 2007, serán publicados esta semana en el Diario Oficial de la Federación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Después de agotar todas las instancias y no obtener una respuesta favorable a nuestros intereses, nos vemos obligados a adoptar medidas de represalia conforme al Tratado" de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN), dijo en conferencia con los medios el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos.

Estados Unidos es el principal socio comercial de México donde dirige casi el 80% de sus exportaciones. Casi el 70% de las mercancías que se comercian entre ambos países se transportan por carretera

Ahora ve
Alexa, la asistente virtual de Amazon, parece tener temperamento
No te pierdas
ç
×