GM prefiere reestructura a bancarrota

La automotriz estudió declarar la quiebra durante 30 a 60 días para proceder a la reestructuración; sin embargo, consideró que si no funciona prolongaría la bancarrota y eso llevaría a la liquidación.
WASHINGTON (Reuters) -

El presidente de General Motors (GM), Rick Wagoner, volvió hoy a defender la reestructuración de su compañía sin recurrir a la suspensión de pagos y dijo que las empresas proveedoras se encuentran en situación precaria.

Wagoner, durante una reunión con periodistas patrocinada por el rotativo Christian Science Monitor en Washington, añadió que la compañía ha estudiado la opción de declarar la bancarrota durante 30 a 60 días para proceder a su reestructuración.

Wagoner aseguró que esa opción podría tener buenos resultados, pero añadió que si no funciona prolongaría la bancarrota y eso tendría como resultado "la liquidación de la compañía".

El ejecutivo de GM volvió a repetir que los consumidores estadounidenses no comprarán vehículos de una empresa en bancarrota.

Respecto a los proveedores de los fabricantes estadounidenses, el directivo dijo que "la situación es cada vez más precaria" ante la baja producción del sector que es prácticamente la mitad que la existente hace tres años.

Frente al acuerdo alcanzado entre Ford y el sindicato United Auto Workers (UAW) para reducir costes laborales, Wagoner afirmó que no puede ser utilizado como modelo para las negociaciones que GM tiene que mantener con sus trabajadores.

"El programa de Ford no responde para nada a nuestras necesidades", explicó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ford, que no ha solicitado ayudas públicas para seguir en operación a diferencia de GM y Chrysler, señaló que el acuerdo con CAW le permitirá ahorrar 500 millones de dólares al año.

"Necesitamos hacer algo diferente", indicó.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×