Gerentes de AIG en Europa renuncian

El presiente y vicepresidente de AIG en París dejaron sus cargos luego de regresar sus bonos; ambos ejecutivos abandonaron la firma por los comentarios hostiles hacia la compañía.
CHARLOTTE (AP) -

Dos gerentes de alta jerarquía de la empresa de seguros American International Group Inc., en París, renunciaron pocos días después de haber accedido a devolver las controversiales bonificaciones de retención.

La noticia de nuevas bajas en AIG tienen lugar un día después que Jake DeSantis, un ejecutivo de la división de productos financieros de la aseguradora, renunció públicamente en una columna de opinión de la sección editorial del diario The New York Times. DeSantis afirmó que planea donar su bonificación de 742,000 dólares después del pago de impuestos, a una institución de caridad.

AIG informó que Mauro Gabriel, presidente y director ejecutivo de Banque AIG, en París, y Jim Shephard, vicepresidente, renunciaron a sus cargos el 20 de marzo.

Los ejecutivos "renunciaron a sus cargos debido a una preocupación compartida sobre su capacidad de seguir en sus funciones en el actual ambiente hostil hacia el personal de Banque AIG y de Productos Financieros de AIG en general", indicó la portavoz de AIG, Christina Pretto.

AIG dijo que ambos accedieron a quedarse en la empresa durante una etapa de transición, aunque no se reveló de inmediato por cuánto tiempo.

El correo de Pretto fue divulgado como respuesta a una información publicada por el diario Wall Street Journal, la cual señaló que las renuncias de los empleados de París podrían provocar incumplimientos en las transacciones de derivados por un monto de 234,000 millones de dólares a menos que se les reemplace de inmediato a ambos.

"En vista de su compromiso, consideramos que el estado del portafolio de derivados de Banque AIG se mantendría invariable y en buen estado", destacó Pretto.

Según el Wall Street Journal, si AIG no logra reemplazar a Gabriel y a Shephard de manera aceptable a los reguladores franceses, los reguladores podrían designar a sus propios representantes para administrar el banco, lo cual llevaría a incumplimientos de los contratos de derivados porque se trataría de un cambio en el control.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El incumplimiento podría provocar una reacción en cadena que le costaría a las firmas financieras, inclusive a los bancos europeos que hacen negocio con AIG, pérdidas de miles de millones de dólares similares a lo que el gobierno estadounidense trató de evitar mediante su rescate financiero al gigante de los seguros.

AIG de Nueva York ha sido criticada por el público y el gobierno al haber distribuido bonificaciones por 165 millones de dólares a sus ejecutivos.

Ahora ve
Estos son los números de mayo, el mes más violento del gobierno de Peña Nieto
No te pierdas
ç
×