Wagoner se va, CEOs bancarios se quedan

El presidente ejecutivo de General Motors fue sacrificado por un rescate financiero para su firma; sin embargo, los CEOs de los bancos ayudados por EU conservan sus trabajos. ¿Por qué?
RICH-WAGONER-CEO-General-Motors-automotriz-rt  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Aclaremos esto. Si eres el CEO de un banco que pierde grandes cantidades de dinero, el gobierno te rescatará una y otra vez y te permitirá conservar tu empleo.

Pero si eres Rick Wagoner, el CEO de General Motors, te verás forzado a caer sobre tu espalda, o pistón, según sea el caso. Y eso aun después de que has tenido que pasar meses intentando probar que tienes un plan de negocios viable.

No hay duda, parece haber una extraña doble moral.

Por un lado, las compañías financieras no tienen ningún problema para obtener dinero del gobierno.

Todo lo que se necesita es que las acciones de los grandes bancos como Citigroup y Bank of America toquen su punto más bajo en varios años para que el gobierno venga corriendo. Citi y BofA han recibido cada uno 45,000 millones de dólares en asistencia y cientos de miles de millones de dólares más en garantías de crédito.

Está el vórtice conocido como AIG. Ha requerido cuatro rescates desde septiembre y succionado más de 180,000 millones de dólares de las arcas federales en el proceso.

En contraste, GM y la compañía de capital privado, Chrysler, han tenido que sortear numerosos obstáculos sólo para obtener 17,400 millones de dólares en préstamos.

Ninguna de las dos compañías recibió la asistencia de la administración de Bush sino hasta fines del año pasado, después de que el Senado se negara a respaldar un préstamo de 18,000 millones de dólares para GM y 7,000 millones de dólares para Chrysler. En aquel tiempo, su rival Ford Motor, también le pidió al Congreso una línea de crédito de 9,000 millones de dólares.

¿Qué pasa? ¿Es el gobierno demasiado duro con Detroit? ¿O no es lo suficientemente duro con Wall Street?

Es probable que se trate de lo segundo. Aunque es una sorpresa para algunos, forzar a Wagoner a renunciar no es por fuerza una mala decisión. En definitiva podría decirse que Wagoner necesitaba hacerse responsable de algunos de los muchos errores que ha cometido GM.

Es cierto que la recesión actual ha empeorado las cosas para GM, y está claro que asuntos como el colapso de Lehman Brothers estaban fuera del control de Wagoner. Pero la participación de GM en el mercado ha menguado durante años, y la compañía incluso perdió dinero en el 2005 y el 2006 -mucho antes de que la crisis comenzara.

En un discurso que dio el lunes, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que "se necesitarán una nueva visión y una nueva dirección para crear el GM del futuro".

Algunos se preguntan por qué el gobierno no ha decidido que se necesitan una nueva visión y una nueva dirección para crear el Bank of America (BofA) o el Citi del futuro.

Asimismo, algunos piensan que Lewis, de Bank of America , tiene la culpa del caos en el que BofA se encuentra y, por lo tanto, debe ser desbancado. Después de todo, fue su decisión comprar Merrill Lynch el pasado septiembre, un acuerdo que llevó al banco a requerir 20,000 millones de dólares adicionales en fondos gubernamentales.

Para agravar los problemas, está la controversia respecto a la concesión de 3,600 millones de dólares en bonos para Merrill en el 2008. El Ministro de Justicia de Nueva York, Andrew Cuomo, ha solicitado que BofA provea más detalles acerca de los pagos, pero el banco mantiene que sufriría "grandes daños" si se viera forzado a revelar los nombres de los receptores de los bonos.

"El trato con Merrill se hizo con poca o ninguna diligencia debida. Lewis siguió adelante y tomó un enorme riesgo", dijo Michael Garland, director de estrategias de valores de CTW Investment Group, un grupo activista de inversión que asesora a fondos de pensión. "También fue cómplice en el fiasco de los bonos de Merrill. Ha perdido su credibilidad frente a los inversionistas y los reguladores y necesita ser reemplazado".

CTW exhorta a sus inversionistas a votar contra la reelección de Lewis para el consejo del banco en la reunión de accionistas de la compañía el próximo 29 de abril. Otro accionista de BofA, Jerry Finger, hace lo mismo.

Finger, cuya firma de inversión Finger Interests posee 1.1 millones de acciones de BofA, dijo que tiene la esperanza de que los inversionistas privados logren forzar a Lewis a dimitir. Y añadió que no está en contra de que el gobierno lo haga, en especial si resulta que BofA necesita más dinero de los contribuyentes en el futuro.

"El gobierno no ha supervisado a los bancos tan diligentemente como lo hacía en años pasados. Le ha dado demasiada autoridad a la administración", dijo Finger. "Los accionistas tienen la responsabilidad de tratar de reemplazar a los directivos, pero si no lo hacen, estaría satisfecho con que el gobierno lo hiciera".

Un portavoz de Bank of America se negó a comentar acerca de los llamados de CTW y Finger para reemplazar a Lewis.

Además, está Citigroup. Para ser justos, el CEO de Citi, Vikram Pandit, sólo ha sido jefe del banco desde finales del 2007, así que no es necesariamente culpable de empujar a Citi al mercado hipotecario subprime. De hecho, su antiguo CEO, Charles Prince, ya asumió la culpa por eso.

Pero si consideramos que el banco ha perdido dinero durante todos los trimestres en que Pandit ha estado a cargo y que, desde entonces, Citi ha sido cuasi-nacionalizado -en última instancia el gobierno podría ser dueño de hasta el 36% del banco- es justo preguntarse por qué los reguladores no han decidido hacer que Pandit siga el ejemplo de Wagoner.

Muchos ‘bloggers' discutieron esta cuestión tras la partida del CEO de GM.

El blog GeithnerWatch, cuyo objetivo es supervisar al Secretario del Tesoro, Tim Geithner, publicó una entrada titulada "Tim Geithner Despide a Rick Wagoner, Sigue Feliz con Vikram Pandit" que concluyó con la siguiente pregunta: ¿Cómo diablos es que Vikram Pandit de Citigroup todavía tiene trabajo?"

En el blog de inversión, InformedTrades, un autor escribió lo siguiente: "Me reconforta que Obama pueda remover a Wagoner pero dejar a Pandit vivir y pagarles a los chicos de AIG... ¿Pueden presentir la General Motorstroika?"

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Es confuso. Al final del día, parece como si el fracaso en Detroit fuera castigado por el gobierno -como debe ser ahora que los contribuyentes tienen una participación en GM. Pero ese no ha sido el caso hasta ahora con las firmas financieras de Wall Street.

"No entiendo el proceso mental en el que está bien arruinar un banco pero no está bien arruinar una compañía automotriz", dijo Barry Ritholtz, CEO y director de investigación de capital de la firma de investigación Fusion IQ. "Le dices a un niño que no juegue con fuego mientras le das al otro una caja de cerillos. Debería haber algo de consistencia".

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×