Mala suerte para los juegos y sorteos

La crisis y la ley antitabaco tiraron 40% las ventas de la industria de juegos y sorteos en México; en promedio cada persona que asiste a jugar gasta unos 400 pesos, según empresarios del sector.
Juegos  (Foto: Archivo)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las ventas de la industria de los juegos y sorteos en México han caído hasta en un 40% por los efectos de la crisis financiera internacional y la aplicación de la ley antitabaco, ya que sus apostadores, principalmente los ejecutivos, han dejado de gastar en este tipo de entretenimiento.

Aún cuando no existen cifras exactas sobre esta industria, la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos (APJSAC) estima que tiene un valor de mercado de unos 5,000 millones de pesos anuales y que se pierden cerca de 3,000 millones de pesos por la proliferación de un mercado ilegal en el país.

El gasto de los jugadores también ha bajado, debido a la difícil situación económica que atraviesa el país.

"Hace un año el ticket promedio de las salas de apuesta era de 500 pesos, en la actualidad se encuentra entre los 300 y 400 pesos", dijo en entrevista el presidente de la APJSAC, Alfonso Pérez.

El ticket promedio del sector se mide con los ingresos que tienen después de manejar apuestas y pagar premios.

Según Pérez, actualmente esta industria atrae al 8% de la Población Económicamente Activa (PEA), principalmente ejecutivos mexicanos.

"En general nuestros consumidores gastan el dinero que les sobra, y este dinero ha disminuido", explicó.

El tipo de cambio también ha sido un factor que ha retrasado al sector, porque toda la infraestructura tecnológica se compra en el exterior, 30% en Estados Unidos, el resto en Europa y en otras partes del mundo.

El directivo explicó que la elevación del costo en su infraestructura les impacta en aproximadamente un 20% en sus gastos operativos.

Después de haber alcanzado recientemente niveles históricos de más de 15 pesos, desde los 10 pesos que se encontraba el año pasado, el dólar ha cerrado en días cercanos en menos de 13.50 pesos.

"Nos pegó muy duro el reglamento de la ley contra el tabaco, la prohibición de fumar en los establecimientos nos pegó de entrada muy duro el año pasado", dijo.

La entrada en vigor, el año pasado, de dos leyes antitabaco una local en la Ciudad de México, y otra federal en el resto del país, donde se prevé que la persona que fume en los establecimientos públicos cerrados será acreedor a una serie de multas también han dañado al negocio.

Los 18 socios de la APJSAC, de los 24 permisionarios inscritos en el país, cuentan con cerca de 800 salas de apuestas entre salones de apuestas remotas, de juegos y sorteos e hipódromos y galgódromos.

"Ya no es costeable operarlas de forma independiente, estamos tratando de instalar en una misma sala las apuestas remotas autorizadas y sorteos de números", dijo Pérez.

Actualmente el sector da empleo a unas 40,000 personas de forma directa y 100,000 indirectas, y por lo pronto no tiene planes de recortes masivos, ya que espera aumentar el número de salas en un 20%, con una inversión de hasta 4,800 millones de pesos en los próximos tres años.

Tan sólo los principales jugadores de la industria, entre ellos Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), Grupo Televisa y Grupo Caliente, invirtieron hasta el año pasado alrededor de 1,500 millones de dólares en México y generan unos 35,000 empleos.

Ahora ve
Cuba refrenda su apoyo a Corea del Norte y apuesta por el diálogo con EU
No te pierdas
×