Chrysler se declarará en bancarrota

La automotriz presentará su pedido de protección por bancarrota este jueves, según fuentes; Chrysler falló en lograr un acuerdo con sus acreedores para reducir su deuda.
NUEVA YORK (CNN) -

La automotriz estadounidense Chrysler procederá a pedir la protección por bancarrota bajo el Capítulo 11 tras el fracaso de las negociaciones con los acreedores para reducir la deuda de la firma, dijo el jueves un funcionario.
Chrysler no consiguió el apoyo de los tenedores de bonos, que necesitaba para avanzar en una reestructuración y evitar la primera bancarrota de una gran automotriz en la historia de Estados Unidos.
La solicitud de protección por quiebra, que según fuentes con conocimiento de la situación sería realizada en un tribunal de Manhattan, generará una reacción en cadena en toda la industria automotriz: los rivales, proveedores y concesionarias de Chrysler y los cientos de miles que viven de la industria.
El presidente estadounidense, Barack Obama, se expresará sobre la situación de Chrysler y la industria en un comunicado programado para las 1600 GMT.
La bancarrota no impediría que se logre la alianza que Chrysler negocia con la italiana Fiat .
Antes de la noticia de la quiebra, había señales dispares sobre el acuerdo con Fiat.
El diario italiano Corriere Della Serra reportó en la mañana del jueves que se había firmado un acuerdo, pero Fiat luego lo negó.
Las fracasadas negociaciones para reestructurar la deuda de Chrysler fueron encabezadas por el grupo asesor de la Casa Blanca para el sector automotriz.
En un intento por convencer a tres firmas de administración de fondos que rechazaron la oferta de recibir 2,000 millones de dólares en efectivo a cambio de los 6,900 millones de dólares en deuda garantizada de Chrysler, funcionarios estadounidenses mejoraron la propuesta agregando 250 millones de dólares, dijeron personas involucradas en esas discusiones.
Unas 45 instituciones financieras poseen deudas garantizada de Chrysler.
Chrysler, controlada por Cerberus Capital Group, es uno de los rezagados del sector automotor, pero su situación refleja la depresión que afronta una industria cuyos 2.6 billones de dólares de ingresos anuales equivalen al Producto Interno Bruto de Francia y que emplea a más de 9 millones de personas.
La bancarrota marca otro hito para la atribulada industria de las manufacturas de Estados Unidos.
En 1925, Walter P. Chrysler fundó a Chrysler Corp.
Tres años después, la compañía clavo la primera piedra del edificio Chrysler, que durante un tiempo corto fue el más alto del mundo y todavía es una silueta inconfundible del horizonte de Manhattan.
Sindicatos
Obama había dicho el miércoles que las concesiones de los sindicatos de Chrysler y sus principales acreedores le habían dado esperanzas de que la automotriz podría ser viable.
La tercera automotriz de Estados Unidos ha obtenido concesiones de recortes de gastos de sus trabajadores sindicalizados en Estados Unidos y Canadá y estaba a punto de cerrar un acuerdo con Fiat, contó a Reuters una persona involucrada en esas negociaciones.
La combinación de ambos fabricantes de autos daría a luz un nuevo grupo con ventas de unos 4,16 millones de vehículos, al nivel de Hyundai, General Motors, Volkswagen y Ford.
El presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, cree que la automotriz necesita producir al menos 5.5 millones de autos por año para sobrevivir.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×