GM está dispuesta a mudarse de Detroit

La firma dijo además que podría vender plantas y renegociar con el sindicato para reducir costos; la automotriz tiene hasta el 1 de junio para concretar un plan de reestructuración.
GM sede Detroit  (Foto: CNN)
DETROIT (CNN) -

La automotriz General Motors (GM) está dispuesta a mover su sede fuera de Detroit, vender plantas e incluso renegociar parte de su plan de reestructuración con su principal sindicato, dijo el lunes su nuevo presidente ejecutivo.

Fritz Henderson, en conferencia telefónica con periodistas, dijo que es más probable que GM vaya a una bancarrota el 1 de junio, fecha que el Gobierno puso como límite para que la automotriz se reestructure o quiebre.

"Es más probable que tengamos que cumplir nuestras metas en bancarrota", dijo Henderson.

"Todavía hay una probabilidad de que se haga fuera de los tribunales", añadió.

La decisión de GM de abandonar Detroit representaría otro golpe a la economía de una región que ya sufre por la bancarrota de Chrysler y la fuerte depresión de la industria automotriz.

GM compró la torre en la que tiene su sede el año pasado, por 625 millones de dólares. La centenaria automotriz ha estado allí desde 1996.

"Al revisar la estructura y el negocio miramos todo, especialmente para reducirnos", dijo Henderson.

"En este punto, no tengo nada que reportar. No tenemos tales planes, pero si los tuviéramos serían motivados por la lógica de negocios, que sería el ahorro de costos y rapidez", indicó.

GM tiene hasta el 1 de junio para lograr concesiones de sus acreedores y del sindicato.

La empresa ya ha avisado a quienes tienen sus bonos que no cumplirá con un pago de 1,000 millones de dólares el 1 de junio.

La firma también retomó las conversaciones con el sindicato canadiense, que acaba de acordar un paquete de concesiones con Chrysler, dijo Henderson.

El sindicato estadounidense Trabajadores Automotores Unidos, que es crucial para los planes de reestructuración de GM, también es un gran acreedor y se ha opuesto fervientemente a los planes de GM de aumentar las importaciones de vehículos fabricados en México y Corea del Sur, argumentando que contraviene los intentos del Gobierno por salvar empleos.

El proyecto de reestructuración de GM, que es apoyado por un comité especial del Gobierno para el sector automotor, eliminaría unos 21,000 empleos de fábricas en Estados Unidos.

Pero Henderson dijo GM estaba lista para negociar todo con el sindicato en las conversaciones en curso.

"Esto es algo de lo que nos gustaría dialogar con ellos," sostuvo.

Las acciones de GM bajaban 9.94% a 1.45 dólares en la Bolsa de Nueva York.

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×