Las pruebas de estrés y los préstamos

Los exámenes aplicados a 21 bancos de EU determinaron que deben recaudar 75,000 mdd en capital; pero esto no tendrá gran impacto en su capacidad de préstamo, lo esencial es que la economía mejore.
Bancos  (Foto: Archivo)
Tami Luhby
NUEVA YORK -

Gracias a las pruebas de estrés del gobierno, ahora sabemos que el sistema bancario estadounidense va a sobrevivir, pero la pregunta sigue siendo qué le pasará a los préstamos.

No se conoce la respuesta; de hecho, ni los expertos logran ponerse de acuerdo sobre cuántos bancos están haciendo préstamos. Algunos dicen que la disponibilidad de crédito desde las inyecciones gubernamentales ha aumentado, mientras que otros dicen que los bancos aún se están limitando.

En lo que sí están de acuerdo es en que las pruebas de estrés de los bancos importantes indican que estas bajas tendrán poco impacto en los préstamos. Estas pruebas se enfocaron en saber cuánto capital necesitarían los bancos más importantes si la economía se sigue debilitando. Mientas que algunas instituciones tuvieron resultados gloriosos, otras diez necesitarán recaudar un total de 75,000 millones de dólares.

Más importante que tener más capital es tener una economía más estable. Mientras los precios internos sigan cayendo y el desempleo siga a la alza, los bancos seguirán renuentes a realizar préstamos.

"Los políticos esperan que los bancos aumenten sus préstamos en un ambiente de temor por la recesión", dijo la analista Nancy Bush, fundadora de NAB Research. "Eso es absurdo: los préstamos no se aflojarán tanto en mucho tiempo".

Por supuesto, pocos observadores industriales quieren regresar a la época en la que lo único que se necesitaba para calificar para un préstamo era saber tu nombre. Como dicen, la contracción crediticia actual es dolorosa, aunque necesaria.

Cambios en los préstamos

Sólo para estar seguros: los bancos siguen haciendo préstamos, pero como todo el mundo sabe, han ajustado sus estándares prestatarios dado el derrumbe económico. Es por esto que a mucha gente con un crédito marginal, o incluso con un crédito promedio, se le está dificultando conseguir un préstamo.

"Los bancos intentan hacer préstamos a los clientes que cumplan con los requisitos en todos los ámbitos posibles", dice Bush. "Lo que pasa es que estos requisitos han cambiado".

Sucede también que una fuente importante de crédito se ha desgastado: muchos clientes recurrían a instituciones no bancarias para obtener créditos para autos, estudios o casas, y estas instituciones financieras ataban sus préstamos a otros títulos de crédito y los vendían; ahora, este mercado ha desaparecido.

Ahora, con la economía prendiendo de un hilo, mucha gente dio un giro del gasto al ahorro, lo cual ha influido en la demanda de préstamos.

Según el Departamento del Tesoro estadounidense, el cambio promedio en los préstamos de las 21 instituciones más importantes que han recibido intervenciones económicas gubernamentales presentó un declive de 2% de enero a febrero. Nueve bancos aumentaros sus préstamos mientras que doce los redujeron.

La disponibilidad de crédito varía importantemente dependiendo del tipo de préstamo. Las solicitudes hipotecarias aumentaron 35.4% mientras que los créditos automotrices y universitarios cayeron 47%.

También importa mucho de dónde se quiere conseguir un préstamo. Por ejemplo, JPMorgan Chase dice que sus préstamos hipotecarios aumentaron 32% del primer trimestre del año pasado al primero de este año, y aumentaron 87% desde el cuarto trimestre. Sus préstamos para autos han bajado 22% anualmente, pero se han duplicado desde el trimestre pasado.

Aún así, el banco abrió menos cuentas de tarjetas de crédito el primer trimestre; estas cifras cayeron 35% de las del año pasado y 42% comparadas con el trimestre anterior.

Mientras tanto, según estimaciones internas, las hipotecas atendidas por Citigroup cayeron 40% durante el primer trimestre comparado con el período del año pasado, pero superaron con 35% al trimestre anterior. Los préstamos automotrices bajaron 88% desde hace un año y 40% desde hace un trimestre.

Citigroup también tiene menos tarjetas de crédito disponibles: la cantidad de cuentas abiertas disminuyó 10% desde el año pasado y 3% desde hace un trimestre.

La reventa de los préstamos

Tras la ofensiva de políticos y otros sectores, muchos bancos han revendido sus préstamos.

"Seguimos particularmente comprometidos con ser prestamistas seguros y derechos y con actuar como ciudadanos corporativos responsables", dijo Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan Chase tras los resultados de las pruebas de estrés publicadas el jueves. "JPMorgan Chase prestó 150,000 millones de dólares a consumidores, pequeñas empresas, pequeños contribuyentes, municipios y otras empresas tan sólo en el primer trimestre de este año".

Claro que no hay sólo 21 bancos en Estados Unidos; el repliegue de las instituciones más importantes significa más oportunidades para los 8,000 bancos de la comunidad nacional.

Según un sondeo de la Comunidad Independiente de Banqueros de Estados Unidos realizado en febrero, 40% de los bancos señala un aumento en los préstamos sobre las cifras del año pasado y sólo 11% dijo que la crisis ha reducido su capacidad de préstamo.

"Muchos bancos comunitarios se están ayudando de bancos más grandes", dijo Bert Ely, analista industrial experimentado.

 

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×