Un respiro para General Motors

La automotriz anunció que un comité de tenedores de bonos aceptó la oferta mejorada del Gobierno; sin embargo, se espera que la empresa se declare en bancarrota al amparo de sus acreedores.
gm-bancarrota-ap  (Foto: AP)
DETROIT (AP) -

General Motors Corp. anunció el jueves que un comité de tenedores de bonos aceptó la oferta mejorada ofrecida del Gobierno estadounidense para condonar la deuda sin garantía real de la empresa a cambio de acciones comunes.

Al mismo tiempo, los documentos entregados a los organismos reguladores describen el plan de reorganización por bancarrota al amparo de acreedores que la Casa Blanca espera sea breve y que hará del Gobierno estadounidense el principal accionista de GM, con una deuda mucho menor, seguido por los sindicatos y el gobierno canadiense.

Una persona familiarizada con los planes de GM dijo que es "probable" que la empresa se declare el lunes en bancarrota al amparo de acreedores. Esa persona no quiso ser identificada porque los planes siguen siendo negociados con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

La propuesta del gobierno es similar al enfoque adoptado en la bancarrota de Chrysler Corp. Esa firma piensa vender activos y ceder el control de la nueva entidad a la italiana Fiat, generosamente compensada con fondos del contribuyente estadounidense.

El plan de reorganización podría ser aprobado por un juez del tribunal de bancarrotas en Nueva York antes del fin de semana.

En el caso de GM, el gobierno desea que a la postre la nueva entidad sea rentable, lo que le permitiría vender su participación accionaria. Empero, el riesgo corrido por el contribuyente es inmenso, ya que el nivel de ventas de la industria automovilística de Detroit es el más bajo en 27 años.

La oferta mejorada a los acreedores con 27,000 millones de dólares en bonos sin garantía real equivale a un ultimátum: o aceptan la oferta del gobierno o serán propietarios de los activos que no quiere GM, presumiblemente carentes de valor.

Además de la oferta del 10% de las acciones en la nueva GM rechazada en un principio por los tenedores de bonos, la nueva oferta les dará opciones de compra para adquirir otro 15% con un enorme descuento.

El documento indica que si los tenedores de bonos no aceptan la venta de activos, la cantidad de acciones y derechos de adquisición que recibirán será reducida o eliminada.

Conforme a la propuesta, que tiene de plazo hasta las cinco de la tarde (21:00 GMT) del sábado, GM se declarará en bancarrota al amparo de acreedores y sus activos productivos serán separados de los deficitarios.

Tesoro

El Departamento del Tesoro, que prestó ya a GM 19,400 millones de dólares del erario, recibirá el 72.5% de las acciones de la nueva empresa y aportará miles de millones de dólares más del contribuyente estadounidense para mantener las operaciones de GM mientras su plan de reorganización es revisado por un juez del tribunal de bancarrotas.

El fondo en fideicomiso que regenta el seguro médico de los jubilados del sindicato United Auto Workers recibirá el 17.5% y la antigua GM, propiedad de hecho de los tenedores de bonos sin garantía real, recibirá una participación del 10%.

El plan contempla una GM más reducida, con menos plantas y marcas y con 17,000 millones de dólares en deuda a largo plazo y 9.000 millones de dólares en acciones preferenciales en lugar de deuda. Ello representará una merma del 61% de su deuda presente de unos 67,000 millones de dólares.

Solamente 8,000 millones de dólares de los créditos aportados por el contribuyente estadounidense permanecerán en los libros de contabilidad; el resto será transformado en acciones de la nueva GM.

La comisión de tenedores de bonos y otros acreedores importantes aceptaron la nueva oferta pero siguieron considerándola injusta. Colectivamente poseen el 20% de la deuda de GM sin garantía real.

Por otra parte, GM identificará 14 plantas que clausurará para fines del 2010 dentro del plan de reestructuración, según una persona versada en la nueva estrategia.

Los dirigentes sindicales a nivel de factoría no han sido informados aún qué plantas serán clausuradas, aunque entre ellas figurarán cuatro de montaje de vehículos, junto con otras de estampado de repuestos, motores y transmisiones, agregó esa persona, que pidió no ser identificada porque los planes no han sido públicamente anunciados.

GM dijo que piensa clausurar otras 16 plantas en Estados Unidos para fines del próximo año, con la eliminación de 21,000 empleos. Dos de ellas han sido ya anunciadas - una de motores en Massena - en el estado de Nueva York - y otra de estampado de repuestos cercana a Grand Rapids, en Michigan.

 

Ahora ve
El papa Francisco reza por México, tras el sismo de magnitud 7.1
No te pierdas
×