Aerolíneas, pendientes del Airbus A330

Varias líneas aéreas esperan una directiva sobre el modelo que cayó al Atlántico la semana pasada; Airbus halló fallas en los lectores de velocidad de los A330 y podría sugerir cambiar esas piezas.
KUALA LUMPUR (CNN) -

Varias aerolíneas que usan aviones Airbus A330-200, el modelo que se estrelló la semana pasada en el Atlántico, dijeron el lunes que esperarían una directiva del fabricante antes de hacer un cambio en sus equipos.

El consejero delegado de Gulf Air, Bjorn Naf, dijo a Reuters que iba a fijar una reunión con Airbus durante la reunión anual de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) en la capital de Malasia para que le informe de los últimos hallazgos sobre el accidente y sus causas.

"Si existe una recomendación oficial, por supuesto que (actuaremos), no transigiremos sobre seguridad", dijo Nad en una entrevista.

Airbus había detectado lecturas defectuosas de velocidad en sus aparatos A330 antes del accidente del aparato de Air France de la semana pasada, y había avisado a los clientes que reemplazaran una parte, dijeron el sábado investigadores aéreos franceses.

"Si Airbus saca una directiva, responderemos", dijo Akbar al Baker, consejero delegado de Qatar Airways, que tiene 16 aparatos A330-200.

"La tragedia de la semana pasada en al Atlántico Sur nos recuerda que toda esa seguridad es un desafío constante", dijo Giovanni Bisignani, director general y presidente de IATA, en un discurso ante miembros y delegados en Kuala Lumpur.

Varios ejecutivos de la aerolínea en la cumbre subrayaron que el Airbus A330-200 era un avión seguro y que no había razón para investigar en este punto los sensores de velocidad.

"Este problema fue planteado en los medios, no sabemos si este es el problema", dijo Fernando Pinto, presidente de TAP-Air Portugal, que tiene doce de los aviones, añadiendo que la aerolínea "estaba siguiendo todas las informaciones de Airbus".

Air France dijo el fin de semana que estaba acelerando la sustitución de sensores de velocidad tras apreciar problemas de formación de hielo en mayo del 2008 y reveló desacuerdos con Airbus sobre la forma de actuar con problemas de los sensores de velocidad antes de que ocurriera el accidente.

Los investigadores están considerando la posibilidad de que estos sensores de velocidad puedan haberse congelado, pero dicen que es demasiado pronto con la escasa información que hay por el momento.

El jefe de ventas de Airbus, John Leahy, dijo a un pequeño grupo de periodistas en Kuala Lumpur que su aparato A330-200 era seguro y era esencial para la industria de las aerolíneas.

"Es la columna vertebral de la industria", señaló.

Ahora ve
Este país identifica a cada ciudadano en las calles en apenas segundos
No te pierdas
×