¿Olvidarán GM y Chrysler las demandas?

Las automotrices están involucradas en un proceso de reestructura, así como de pago de deudas; sin embargo, aquellos perjudicados por la mala manufactura de sus autos podrían quedar olvidados.
Aaron Smith

Mientras que Chrysler se convierte en una nueva compañía y General Motors avanza en su proceso de bancarrota, los demandantes perjudicados quedan en el olvido. Cientos de demandantes tienen demandas pendientes contra los fabricantes de coches, estimadas en cerca de 2,000 millones de dólares. Culpan a la morosidad de las automotrices por los daños, que en algunos casos son severas y de consecuencias catastróficas.

Sus abogados dudan que en algún momento logren ver algo de dinero porque los demandantes son considerados acreedores no asegurados en las bancarrotas. Por lo tanto, están hasta el fondo del barril de los pagos, si es que queda algo de dinero para ellos.

"Queremos que todas las personas afectadas que hayan demandado tengan una oportunidad en la corte", dijo Larry Coben, presidente del Comité de Consumidores Víctimas de General Motors y fundador del despacho Coben & Associates en Scottsdale, Arizona. "No se les debe dejar de dar seguimiento".

Coben y su colega, Barry Bressler, son parte de un equipo de abogados que representan a 170 demandantes afectados en el proceso de bancarrota de Chrysler, quienes exigen compensaciones de 600 millones y 300 demandantes afectados por GM que piden una compensación de 1,250 millones de dólares.

Bressler, socio del despacho Schnader, Harrison, Segal & Lewis en Filadelfia, tiene una clienta que viajaba en un vehículo GM y quedó paralítica tras un choque, presuntamente por un cinturón de seguridad defectuoso.

"El cinturón de seguridad reventó y le rompió el cuello; ahora es cuadrapléjica", dijo Bressler. También dijo que algunos de sus clientes no tienen los medios para cuidarse solos y la corte de bancarrotas no los debería abandonar. "Es una pena lo que les está pasando a estas personas", dijo.

Aún así, si han aprendido algo de la bancarrota de Chrysler, saben que será una batalla difícil.

El caso de Chrylser

El magistrado de la corte de bancarrotas, Arthur González, aprobó la transferencia de los activos de mayor rendimiento de Chrysler al recién formado Chrysler Group LLC, incluyendo fábricas y contratos con concesionarias. Algunas fábricas, concesionarias y acreedores no fueron contemplados en el proceso de bancarrota, incluyendo los fondos de pensiones de maestros de Indiana y de la policía estatal, así como un fondo de construcción de "Major Moves".

El tesorero de Indiana, Richard Mourdock apeló, primero ante la Corte de Apelaciones del segundo circuito y después ante la Suprema Corte de Justicia, alegando que los fondos de pensiones, así como los acreedores asegurados, deberían tener un estatus más alto que los acreedores no asegurados.

Pero la Suprema Corte le dio luz verde a la bancarrota de Chrysler; la apelación de Mourdock sólo logró retrasar el proceso unos cuantos días.

Esto no es una buena señal para los demandantes afectados, cuyas demandas contra Chrysler no están aseguradas, es decir, tienen menor prioridad que los fondos de pensiones de Indiana.

"Si se pronuncia un fallo o se llega a un acuerdo, pasas al frente de la fila", dijo el vocero de Chrysler, Mike Palese, a CNNMoney.com. "Pero, el que se levante una demanda de responsabilidades no prueba que haya habido una falla en el vehículo".

Los demandantes afectados pueden intentar atribuirse los activos rezagados en el proceso de bancarrota de Chrysler, pero no quedarán muchos, como dijo Bressler.

"Tal vez quedarán algunos activos de la vieja Chrysler y varios reclamos qué decidir", dijo Bressler, "pero, una vez que todo eso quede liquidado, no tendrán más de medio centavo, aunque muy probablemente no tendrán nada".

Coben está preocupado por el impacto futuro porque, como él dice, los demandantes afectados por fallas en autos Chrysler que fueron manufacturados antes de la bancarrota no podrán demandar a la nueva Chrysler.

"Si vas manejando, se te salen las llantas, sales volando y quedas paralítico del cuello para abajo, te van a pagar las llantas (porque las cubre la garantía) pero no los puedes demandar por daños", dijo.

Como resultado de esto, Coben dijo que alegará "responsabilidad heredada" en el caso de GM, donde el levantamiento de las demandas puede seguir a la compañía recién formada.

"Queremos atrapar a los que representan a GM, y eso quiere decir ir tras el Departamento del Tesoro, para permitir la responsabilidad heredada de GM", dijo. "Si no podemos lograrlo, objetaremos sobre la venta propuesta. No se puede permitir que se elimine la responsabilidad heredada".

Coben admitió que es un proceso largo, a menos que pueda convencer al Departamento del Tesoro para que intervenga.

"El Departamento del Tesoro no estuvo involucrado en esta decisión, la cual tomó consistentemente la compañía con una práctica de bancarrota convencional", como dijo la vocera de la Secretaría del Tesoro, Meg Reilly, vía correo electrónico. "Aunque es infortunado, el resultado pudo haber sido peor si el gobierno no hubiera intervenido en la restructuración y si Chrysler hubiera liquidado".

Los prospectos son mucho mejores para los demandantes afectados que ya llegaron a un acuerdo en el caso. Si el juez ya anunció la compensación por los daños previos a la solicitud de bancarrota, deben poder recibir sus pagos, según el vocero de GM, Tom Wikinson.

"Todo lo que se acordó antes de la solicitud de bancarrota ya es un hecho", dijo Wikinson.

Ahora ve
Mayo de 2017 ha sido el mes con más asesinatos en México en los últimos 20 años
No te pierdas
ç
×