GM debe 250 mdd a proveedores

GM tiene deudas millonarias con empresas como HP y AT&T que no están en el negocio automotriz; la mayoría de estos proveedores dependen del permiso del tribunal de quiebras para recibir su pago.
NUEVA YORK -

General Motors debe cientos de millones de dólares a grandes proveedores que nunca han fabricado una autoparte, una llanta de caucho o una placa de acero, y lo más probable es que no les pague pronto.

GM debe más de 100 millones de dólares por los servicios de publicidad que contrajo a principios de este mes, antes de declararse en bancarrota. Esta lista de gastos, comprendida por los acreedores de GM, se extiende a 80 páginas en su declaración de bancarrota.

Entre los primeros 50 acreedores de la compañía, diez se encuentran fuera de las industrias automotrices o del transporte. GM debe a estas empresas poco menos de 250 millones de dólares, pero éstas tendrán que esperar su turno en el proceso de bancarrota para que les paguen.

Mientras que en teoría todos los fabricantes de autopartes que trabajaron con GM están siendo declarados "proveedores clave" (lo cual les permite recibir su próximo pago el 2 de julio,) a los otros proveedores de GM no se les está garantizando ningún pago pronto; la empresa no puede realizar pagos a estos proveedores sin la aprobación del tribunal de quiebras.

"Esto está afectando a diferentes industrias, muchas más de lo que la gente se da cuenta", dijo Heidi Sorvino, jefa del departamento de bancarrota del despacho jurídico Smith, Gambrell & Russell en Nueva York, quien representa a algunos de los proveedores de GM.

Los proveedores de transporte de GM, como la compañía ferroviaria CSX y Union Pacific también cuentan con el estatus de "proveedores clave", así como otros muchos proveedores importantes fuera de la industria automotriz y del transporte, como por ejemplo el gigante de la tecnología Hewlett Packard y el proveedor de telecomunicaciones AT&T.

A HP se le deben 17 millones de dólares, tan solo un poco menos de lo que se les debe a las dos compañías ferroviarias juntas, mientras que a AT&T se le debe más de lo que se le debe a U.S. Steel o a cualquier otro productor de acero.

Pero incluso a algunos de los proveedores que no tienen el estatus de proveedores clave se les pagarán las deudas previas a la bancarrota, aunque no tan rápido como a quienes sí cuentan con el estatus de proveedores clave.

Los proveedores afortunados serán quienes gocen de una relación de negocios que incluya un contrato indefinido con GM después de que salga de la bancarrota, y es posible que reciban el pago por sus servicios una vez renovados sus contratos, aunque puede que tengan que esperar varios meses antes de que esto suceda.

La empresa compradora de medios de comunicación Starcom Mediavest Group es el acreedor más importante, se le deben 121 millones de dólares por espacios y tiempos publicitarios que compró a nombre de GM; esto es aproximadamente 11 millones más de lo que GM debe a Delphi, su proveedor de autopartes más importante.

Muchos de estos grandes acreedores fuera de la industria automotriz no tienen nada que decir acerca de cuándo esperan que GM salde sus deudas.

Por supuesto que ninguna de estas empresas principales enfrentará un quiebre monetario si GM no les paga oportunamente; pero para muchos otros proveedores, los pagos atrasados podrían ser cuestión de vida o muerte, empresarialmente hablando.

"Si eres un proveedor pequeño, y vives al día, necesitas el pago", dijo Sorvino. "Cada quien tiene sus propios gastos de operación, nómina y arrendamiento".

GM no especifica en su declaración de bancarrota cuál es la diferencia entre lo que debe a los proveedores clave y a los demás, pero la empresa debía 18,000 millones de dólares a los proveedores internacionales desde el 31 de marzo, esto significa que probablemente no se le pagará a muchos proveedores.

Sorvino dijo que espera una amplia expansión de la bancarrota de los proveedores de GM más pequeños, esto podría llevar a muchos trabajadores, quienes no se habían dado cuenta de que sus ingresos dependen de GM, a perder sus empleos.

Los proveedores que no tienen un contrato indeterminado con GM, y a quienes actualmente se les debe dinero, se encuentran en una situación aún peor. Aunque estas empresas trabajen con GM en un futuro, sus deudas anteriores los convertirán en acreedores riesgosos, y, aunque de todas formas no recibirán nada hasta dentro de por lo menos un año, tendrán suerte si reciben centavos de dólares de lo que se les debe.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El vocero de GM, Dan Flores dijo que esta compañía había hecho lo que había podido para ayudar a los proveedores, particularmente a los proveedores de autopartes que dependían de GM para mantener abiertos sus negocios.

"Desafortunadamente, a lo largo de este proceso, hay proveedores que no pertenecen a esta categoría (de proveedores clave)", dijo. "Sin embargo, estamos tratando de seguir trabajando con ellos lo más que podamos".

Ahora ve
El número de turistas mexicanos en EU se desplomó en el último año
No te pierdas
×