Flyp, el futuro del periodismo en línea

Esta revista digital presenta productos multimedia que revolucionan el periodismo informativo; el empresario regiomontano Alfonso Romo es el dueño y fuente de financiamiento del nuevo negocio.
FLYP-MEDIA-JI.jpg  (Foto: Cortesía)
NUEVA YORK (AP) -

La versión en la Internet de una noticia que ocupó la portada de la revista Fortune en semanas recientes reflejaba un cambio inesperado para una publicación fundada hace 79 años.

Al dar consejos para hallar empleo durante la recesión actual, el artículo tenía una banda sonora, se apoyaba en la improvisación de un grupo de actores de Chicago y tenía unas 4,000 palabras menos de las que se encontrarían normalmente en el reportaje de una revista.

En vez de tener que desplazarse hacia abajo para leer una columna de texto, los lectores (si es que ese término puede aplicárseles) "hojeaban" nueve pantallas distintas que incluían el artículo con una combinación de texto, fotografías, gráficos interactivos y videos.

Nadie está seguro de cómo será el periodismo con la evolución que provoca la Internet pero, tal como lo dijo el editor ejecutivo de Fortune, Steve Koepp: "Si uno se pregunta cómo será el futuro de Fortune.com, quizás sea algo como esto".

Fortune no puede atribuirse todo el mérito por los intentos de llevar la presentación de las noticias a una forma más acorde con el futuro digital. Tuvo ayuda de una empresa mucho más joven, Flyp Media, que espera impulsar muchos proyectos de este tipo.

Y el origen de esa idea puede rastrearse hasta un periodista y un empresario de México.

Flyp, revista que opera hace poco más de un año sólo en la Internet, no tiene presencia en el periodismo tradicional. Sus reporteros --en su mayoría "freelancers"-- conciben sus artículos como criaturas de la Internet, de principio a fin.

"La idea no es sólo escribir una nota y luego añadir un video o un contenido de audio", explicó Matthew Schaeffer, editor en jefe de Flyp. "Se trata de encontrar la mejor forma de conceptualizar estas historias como producciones multimediáticas".

Flyp, que opera con una docena de empleados en unas oficinas pequeñas en Manhattan, conserva algunos rasgos de sus antecesores de tinta y papel. Su personal y los "freelancers" integran un conjunto de material noticioso para cada número quincenal, desde pequeños editoriales sobre temas como la política monetaria de China, hasta reportajes profundos y fotorreportajes. Su página de Internet reproduce el ruido que se emite al pasar de una página a otra en una revista convencional.

Pero sin las limitaciones de publicar una edición impresa, Flyp tiene la libertad de poner el énfasis en técnicas que no podrían utilizarse en la prensa escrita para dar una nota.

Incluso, no sería apropiado el llamarlas "notas". "Experiencias", es el término que usa Schaeffer para referirse al trabajo de Flyp, que algunas veces adopta la forma de una simple animación de computadora con voz fuera de cuadro, o de una serie de entrevistas en video.

El director general de Flyp, Alan Stoga, insiste en que el sitio no trata de restarle relevancia ni profundidad al contenido al quitar el énfasis en la palabra escrita. Simplemente quiere "involucrar al público en varios niveles distintos".

La idea surgió de un periodista con amplia experiencia en medios impresos. Ramón Alberto Garza se unió al diario mexicano El Norte (perteneciente a una empresa que publica también el Reforma en la Ciudad de México) hace tres décadas, cuando tenía 17 años, y ascendió a director editorial antes de fundar un sitio en español llamado Reporte Indigo, hace unos años.

Reporte Indigo ha adoptado la misma visión multimediática que Flyp. Los sitios son operados por separado, pero su dueño y fuente de financiación es el empresario mexicano Alfonso Romo.

A la revista Fortune le agradó tanto el resultado que decidió probar Flyp una segunda vez (la revista no paga a Flyp por los experimentos).

En abril, la revista publicó una investigación de 11,000 palabras sobre el fraude de pirámide orquestado por Bernard Madoff. La historia se publicó en un formato tradicional en Internet, con fotos y enlaces a notas relacionadas, pero el texto seguía siendo la parte central.

También se invitaba a los lectores a ver la "experiencia" de Flyp, publicada en Fortune.com. Su versión comienza con una foto de la cara de Madoff, pestañeando mientras mira al lector, mientras varios encabezados aparecen a su lado. La segunda página incluye una presentación en video, semejante a un segmento de noticiario o documental, que explica la investigación al ex financiero.

Flyp redujo el número de palabras escritas, convirtió parte del texto en gráficos con movimientos y botones interactivos, y concluyó el artículo con un cuestionario, semejante al de un videojuego, sobre la historia de los defraudadores financieros.

¿Es ésta la forma que adoptarán las revistas del futuro? Y algo más relevante: ¿Puede la revista del futuro generar ganancias económicas?

La recesión ha agravado los problemas de la industria de los medios impresos. La Oficina de Información de Editoriales señaló que las páginas de anuncios en las revistas cayeron un 26% en el primer trimestre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las ganancias de las páginas de Internet no han reemplazado los ingresos facturados antes. Varias publicaciones han salido del mercado o se han limitado a salir en Internet.

 

Ahora ve
Zimbabwe vive horas de júbilo tras la histórica renuncia de Robert Mugabe
No te pierdas
×