Johnson & Johnson reduce sus ganancias

La firma ganó 3,210 millones de dólares, o 1.15 dólares por acción en el segundo trimestre; las ganancias superaron las previsiones gracias a las ventas del sector farmacéutico y de consumo.

Las ganancias de Johnson & Johnson cayeron casi 5% en el segundo trimestre, pero superaron las previsiones de los analistas gracias a ventas inesperadamente resistentes en los segmentos farmacéutico y de consumo. Las ventas fueron golpeadas por la expiración de patentes en sus medicamentos para la esquizofrenia y la epilepsia, pero las ventas de su tratamiento para la artritis Remicade fueron mejores a lo esperado.

"Siguieron adelante con un ejercicio de recorte de costos desde hace alrededor de un año y medio, y sin duda está ayudándolos con sus ganancias a la fecha", dijo Jan Wald, analista de Noble Financial Group.

"La sorpresa es más por el lado de los ingresos (...) y eso es una buena señal", dijo.

La firma diversificada de cuidado de la salud, que también fabrica los apósitos Band-Aids, ganó 3,210 millones de dólares, o 1.15 dólares por acción.

Eso se compara con 3,370 millones de dólares, o 1.18 dólares por título, del mismo periodo del año anterior.

Los analistas, en promedio, anticipaban 1.11 dólares por papel, según Reuters Estimates.

Los ingresos trimestrales de J&J cayeron 7.4% a 15,240 millones de dólares, pero fueron 190 millones de dólares más que el pronóstico promedio de Reuters Estimates.

Las ventas habrían sido 6% superiores si no fuera por la apreciación del dólar, que afecta al valor de las ventas en el extranjero.

La compañía reiteró sus metas de ganancias para todo el año de entre 4.45 y 4.55 dólares por acción, excluidos rubros especiales.

Medicinas

Las ventas de medicamentos bajo receta disminuyeron 13.3%, a 5,500 millones de dólares dado que los pacientes optaron por versiones genéricas de menor precio de sus productos Risperdal, contra la esquizofrenia, y Topamax, una píldora de la epilepsia que ya perdió protección de patente en Estados Unidos.

Las ventas de Topamax se hundieron 73%, a 182 millones de dólares, mientras que las de Risperdal cayeron 66% a 239 millones de dólares.

De todos modos, los analistas dijeron que habían estado esperando un deterioro aún mayor en el negocio farmacéutico, en medio de la erosión de las ventas de Risperdal y Topamax.

"El negocio farmacéutico parecía especialmente sólido", dijo Wald y subrayó el salto de 24% en las ventas de Remicade a 1,100 millones de dólares.

La caída en las ventas de Procrit y Eprex, medicamentos para la anemia acechados por dudas sobre su seguridad, no fueron tan malas como se temía, afirmó.

Las ventas globales de productos de consumo cayeron 4.5% a 3,850 millones de dólares, mientras que las ventas de dispositivos médicos y de diagnóstico cedieron 3.1% a 5,890 millones de dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La creciente demanda de sus productos quirúrgicos y ortopédicos fue parcialmente compensada por menores ventas de stents cardíacos.

"Las ventas de consumo también fueron fuertes, lo que es prometedor porque es lo más cerca al público general que tiene Johnson & Johnson, así que eso dice algo acerca de la economía", reflexionó Wald.

Ahora ve
Universidad de Texas digitaliza y publica los secretos de Gabriel García Márquez
No te pierdas
×