GM recibe tres ofertas por Opel

Magna y Sberbank acordaron tomar una participación de 27.5% cada uno en la filial alemana; RHJ International y Beijing Automotive son las otras firmas que pujan por la adquisición de Opel.
opel  (Foto: CNN)

General Motors dijo el lunes que había recibido tres ofertas de adquisición vinculantes por Opel, las cuales consideraría junto a los países europeos que se verían afectados por el acuerdo. En una decisión sorpresiva, el que alguna vez fue el consorcio favorito, de la canadiense Magna y del banco ruso Sberbank, cambió sus planes a último momento y acordó que dividiría equitativamente una participación en Opel, como una concesión a críticos, dijo una fuente con conocimiento del asunto a Reuters.

"Las ofertas finales así como las conclusiones preliminares de GM serán evaluadas con Alemania y otros gobiernos que podrían sufrir un impacto, la Comisión de la Unión Europea y el directorio del fideicomiso Opel/Vauxhall", dijo GM Europe en un comunicado publicado después del plazo para la presentación de las ofertas, sin nombrar a los oferentes.

Se espera que Berlín tenga una fuerte incidencia en la decisión, ya que proveería la mayor parte de los hasta 4,500 millones de euros (6,400 millones de dólares) en garantías de préstamos para Opel.

Más temprano, Magna y la firma de capitales privados RHJ International, que tiene su sede en Bruselas, dijeron que presentarían ofertas finales, mientras que una fuente familiarizada con el asunto dijo que Beijing Automotive (BAIC), de China, también entregó una oferta vinculante por Opel y su marca hermana británica Vauxhall.

Magna y el socio ruso Sberbank ahora apuntan a tomar cada uno una participación de 27.5% en Opel. Magna, un fabricante de partes de autos de Aurora, en Canadá, planeaba originalmente comprar apenas 20%, mientras que el prestamista respaldado por el Kremlin se quedaría con el restante 35%.

"Esto es un compromiso para aquellas personas que querían más de Magna dentro del consorcio", dijo la fuente.

El cambio podría ayudar a calmar las preocupaciones alemanas sobre la potencial influencia del banco ruso, que hace semanas comenzó a hablar sobre vender la posible participación en Opel a una automotriz doméstica.

Las diferencias entre las preferencias de GM y Alemania sobre las dos ofertas competitivas -en las cuales RHJ prevé reducir el ritmo de producción a niveles más manejables, mientras que los objetivos de Magna son el crecimiento en el dinámico, pero volátil, mercado ruso- podría llevar a un punto muerto.

"Por lo tanto, (si hay un desacuerdo entre GM y Alemania) naturalmente tenemos un problema y se vuelve realmente complicado", dijo una fuente familiarizada con la opinión de los fideicomisarios de Opel.

Los fideicomisarios deben aprobar formalmente cualquier venta, y Alemania y GM están representadas equitativamente en el grupo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Magna quiere convencer a los gobiernos estatales y federal de Alemania que su plan es el que mejor garantiza la independencia de largo plazo de Opel respecto de GM, y asegura que la automotriz europea pueda decidir por si misma sobre temas que incluyen dónde desarrollaría nuevas arquitecturas de vehículos o módulos y componentes clave.

Antes de aprobar la oferta, el directorio de Magna pidió explícitamente que una empresa inversionista legalmente separada maneje su participación en Opel, para descartar preocupaciones de que la experiencia desarrollada en conjunto con automotrices rivales no termine filtrándose intencionalmente a Opel.

Ahora ve
Así han ayudado los eclipses a la humanidad a lo largo de la historia
No te pierdas
×