EU atiende a sus pequeños negocios

La directora de la Administración de Pequeños Negocios estadounidense resalta la labor del Gobierno; Karen Mills dice que Washington quiere que estas firmas lideren la recuperación económica.
billetes-dinero-dolares-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)

La economía muestra signos de recuperación, pero en las trincheras de los pequeños negocios, las compañías siguen luchando: las ventas están a la baja, los créditos están restringidos y las cifras de trabajadores despedidos siguen creciendo. Karen Mills está guiando los esfuerzos para salvar los negocios comunes. Ya lleva cuatro meses dirigiendo la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés).

Llamar la atención de los altos mandos en Washington no es ningún problema, dijo Mills en una entrevista reciente con CNNMoney. "El mundo ha cambiado, y ya todos se dieron cuenta de que los pequeños negocios son los que guiarán la recuperación de la economía. Nosotros somos el niño mas popular de la escuela", dijo.

Los dueños de varios pequeños negocios se sienten desairados por los enormes paquetes de rescate que se repartieron a las compañías de Wall Street y a los gigantes automotrices. Le preguntamos a Mills qué piensa de los esfuerzos gubernamentales para la recuperación de los pequeños negocios y cuáles son los objetivos que aún falta alcanzar.

La Ley de Recuperación

"Le dimos al blanco", dijo Mills refiriéndose a la combinación de estímulos monetarios sobre la reducción de tarifas y mayores garantías para los bancos que realizan préstamos mediante los programas de la SBA. "Nuestro objetivo es darle dinero a la gente, y ya estamos empezando a verlo".

Más de 400 bancos que no habían pedido un préstamo respaldado por la SBA desde 2007 volvieron a hacerlo después de que la Ley de Recuperación entró en vigor en febrero. Los volúmenes de préstamos semanales han aumentado 45% desde que se aprobó la ley de estímulos, comparada con los meses inmediatos anteriores.

En comparación con el año pasado, los volúmenes de préstamos de la SBA sigue siendo bajo; para el trimestre concluido el 30 de junio, la SBA registró 30% menos préstamos que hace un año, y 55% menos préstamos que en 2007, antes de que comenzara la recesión.

"Creo que tenemos los medios para satisfacer nuestros volúmenes de préstamos, y estoy muy satisfecha con la trayectoria", como dijo Mills. "Vamos en buen camino para seguir avanzando".

Hay varias discusiones en curso dentro de la administración de Obama sobre la necesidad de mayor expansión de los programas de garantías de préstamos de la SBA. Una de las opciones puestas a consideración es el ofrecimiento de préstamos más grandes. Actualmente, el programa más activo de la SBA tiene una capacidad de préstamo de hasta 2 millones de dólares, un límite que la agencia quiere aumentar temporalmente.

Pero la mayor presión ejercida por los dueños de negocios (préstamos gubernamentales directos más fuertes que superen los de los bancos) no ocurre con frecuencia.

Los principales programas de préstamos de la SBA aseguran préstamos bancarios contra el fracaso de las pequeñas compañías. Sólo un programa más fuerte, el Programa de Préstamos en caso de Desastre, realiza pagos financiados por el gobierno de forma directa. Durante su campaña, Obama pidió a la SBA que expandiera ese programa para cubrir el desastre económico que perjudicaría a varias empresas pequeñas, aunque desde que tomó el cargo no ha vuelto a hacer comentarios sobre esa idea.

Cuando se le preguntó sobre los préstamos directos, Mills enfatizó la alianza de la SBA con algunos bancos asociados. "Tenemos una red de bancos muy poderosa", dijo. "Nuestra alianza con los bancos es el camino para atender las necesidades de los pequeños negocios". 

Ayuda de emergencia

Una iniciativa de préstamos que Mills considera exitosa es el programa de préstamos de la Recuperación de Capital Estadounidense (ARC, por sus siglas en inglés), una iniciativa de ley de recuperación que ofrece préstamos sin intereses de hasta 35,000 dólares para ayudar temporalmente a los negocios en su lucha para pagar otras deudas. Su objetivo es ayudar a los pequeños negocios "viables" durante la recesión; el programa realiza 133 préstamos semanales en promedio, y Mills cree que alcanzará su objetivo de 10,000 préstamos cuando el financiamiento se agote a finales de 2010.

Aún así, ella sabe que el programa ARC está diseñado para un número reducido de negocios calificados. Hay muy pocos bancos participando en este programa, y los negocios sólo pueden calificar para el préstamo si registraron ganancias durante uno de los dos últimos años.

"No queremos prestar dinero que sabemos que no puede pagar a un negocio que no sobrevivirá a las aguas turbulentas", dijo.  

Entonces, ¿qué deben hacer las pequeñas compañías que necesitan líneas de crédito y ya han sido rechazadas por los bancos en más de una ocasión? Mills cree que deben volver a intentarlo.

"Nuestro plan es regresar a los niveles del año pasado", dijo. "Si aún tienen problemas, deberían contactar algún centro de desarrollo de pequeñas empresas o a algún consejero de SCORE (Servicios Corporativos para Ejecutivos Retirados, por sus siglas en inglés). Es muy probable que eso ayude a los negocios a decidir sobre las opciones que tienen. Tal vez tengan oportunidades de préstamo distintas, o con bancos diferentes, pero estamos en el negocio de ayudar a estas compañías de forma individual, una por una".

Los centros de desarrollo de pequeños negocios, ubicados en todo el país y financiados parcialmente por la SBA, ofrecen a los dueños de negocios acceso a consejeros profesionales. Otro programa respaldado por la SBA, el SCORE, ofrece a los dueños de negocios asesoría gratuita de empresarios veteranos. Mills considera que estos programas (que ahora comprenden a más de 14,000 asesores) son fundamentales para aumentar el alcance de la SBA.

"Aún no he confirmado esto, pero una persona de mi equipo me dijo que tenemos a un consejero a 45 minutos o una hora de cada pequeño negocio en el país", dijo Mills. "Esto es realmente poderoso; yo lo llamo ‘nuestra estructura ósea'".

Reformas a la salud

Mientras que la implementación de la Ley de Recuperación es la principal prioridad de Mills, también está comprometida con el debate sobre el cuidado a la salud. Según ella, la reforma ya no es una opción: "el estatus quo es insostenible".

Con tantos borradores legislativos, Mills dudó en aprobar propósitos específicos, pero ella es una defensora de los intercambios de seguros, pues estos podrían ampliar las posibilidades de los dueños de los pequeños negocios. Los intercambios están diseñados para replicar la economía a escala de la que gozan las grandes compañías al unir varios pequeños negocios en grupos de adquisición más grandes. Asimismo, los intercambios son una aplicación clave en la mayoría de los propósitos considerados por el Congreso. 

Anteriormente, los seguros de salud que compraban conjuntos empresariales luchaban para atraer a las aseguradoras que querían participar. Los legisladores y otras autoridades están concientes de los obstáculos, dijo Mills.

"Se está pensando mucho en cómo hacer que esto suceda, porque es una fuerte necesidad de los pequeños negocios", dijo. "Cualquier mercado que se abra será algo positivo para los pequeños negocios".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entre todos los debates sobre las políticas que se están llevando a cabo actualmente (ya sean sobre el cuidado a la salud, recuperación económica o sobre dónde debería invertir el gobierno sus recursos), la prioridad está en los pequeños negocios, enfatizó Mills.

"El presidente dice que debemos asegurarnos de estar atendiendo todos los aspectos de la Ley de Recuperación para beneficiar a los pequeños negocios. Personalmente, se refiere a ellos como el camino para la prosperidad de la clase media", dijo Mills. "Quiero asegurarme de que la gente comprenda nuestro nivel de compromiso en esto. No pasa un día en la Casa Blanca sin que pensemos en los pequeños negocios".

Ahora ve
Los restos de Salvador Dalí serán exhumados por orden de una Corte de Madrid
No te pierdas
ç
×