El poder detrás del trono en GM

Ron Bloom, del departamento del Tesoro, tiene el ojo puesto en la nueva General Motors; su misión es velar por los intereses del accionista mayoritario en la automotriz: el Gobierno de EU.
ron-bloom-tesoro-automotriz.jpg  (Foto: AP)
Alex Taylor III
NUEVA YORK -

El pasillo que lleva a la sala de conferencias en el tercer piso de la Secretaría del Tesoro en Washington, D.C., está decorado con óleos de retratos de los secretarios anteriores, y la sala de conferencias está ornamentada lo suficiente para amenizar la firma de contratos y otros momentos importantes de importancia nacional.

Ron Bloom, el líder de las actividades automotrices de la Secretaría del Tesoro, se ve completamente fuera de lugar allí, aunque muy cómodo. Bloom, sindicalista laboral desde hace mucho tiempo, altera el porte de un hombre trabajador, con sus trajes de venta de garage y cortes de cabello al estilo universitario. Se graduó de la Universidad Wesleyan, tiene una maestría en Harvard y en alguna ocasión trabajó para Lazard Freres, así que sabe cómo vive la otra mitad.

Bloom combina su mente aguda con la confianza de alguien que representa al principal accionista de GM -el gobierno estadounidense-, y quien sabe exactamente qué botones hay que presionar para asegurarse de que el dinero de los contribuyentes sirva de algo.

En una entrevista en la que pidió que no se le citara de forma directa, reveló que está haciendo sentir su influencia de varias formas. Primero que nada, habla directamente con el nuevo director general de GM, Ed Whitacre, y participó en el veto de la selección de otros directores externos.

Bloom también tiene contacto con el presidente ejecutivo Fritz Henderson (aunque no de forma exclusiva, como lo haría un inversionista tradicional). Indicó que mantiene conversaciones con los miembros de la alta administración y se siente limitado por los organigramas para pasar de un nivel a otro.

Bloom también es discreto al hablar de lo que han estado discutiendo, pero le da toda la importancia a los asuntos primordiales. Las negociaciones de GM para vender las operaciones de Opel en Europa han sido particularmente conflictivas, y él ha ayudado a manejar las relaciones con el gobierno alemán.

Un tema recurrente durante la entrevista fue la necesidad pos-bancarrota de GM de enfocarse en la ejecución; GM sabe cómo fabricar autos y camiones excelentes, pero aún debe probarlo una y otra vez, y la forma de hacerlo es seguirlos construyendo.

GM sabe que su cultura complaciente y pesada necesita cambiar, y Bloom está convencido de esto, pero tienen que tomar las acciones necesarias para lograr el cambio, pues esta cultura no cambiará por sí misma.

El personal en el área ejecutiva ha disminuido, y Bloom teme que esto no necesariamente le haga lograr mejores resultados. GM tendrá que asegurarse de que alguien se haga cargo de las responsabilidades de los gerente que ya no trabajan ahí para que ningún trabajo quede inconcluso.

Bloom espera que Henderson se vuelva más agresivo en la reconstrucción de GM. Hasta hoy, Henderson ha estado limitado en cuanto a la compensación a los ejecutivos para promover y reclutar el talento. Bloom dice que se presentó una propuesta de pagos y beneficios ante el maestro especial de la corte de bancarrotas, y una vez que se apruebe, todo será más fácil.

Él aún espera que el gobierno sea capaz de retirar su inversión el próximo año. Al igual que otros, él sabe que para GM se avecina una tarea difícil para convencer a los clientes de que la mayoría de sus autos siguen siendo competitivos, pero el gobierno también tiene su inversión bien cronometrada.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con varios de los gastos reducidos, GM está listo para competir como una compañía joven, y después de la calma en las ventas de autos, éstas se están recuperando. Habrá un período de repago gracias al programa de Cash for Clunkers (Efectivo por Chatarra) donde las ventas bajarán, pero una vez que esta purga termine, la tendencia general será positiva.

Los consumidores no pueden dejar de comprar autos toda la vida, y cuando regresen a las salas de exhibición, Bloom espera que GM esté listo para hacer dinero.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×