Mitsubishi volverá a operar en Venezuela

La firma reanudará su producción el 21 de septiembre tras estar paralizada por un conflicto laboral; el freno en las actividades hizo que la automotriz japonesa perdiera 82.8 millones de dólares.
CARACAS (AP) -

La filial de la automotriz japonesa Mitsubishi Motors Corp, la quinta mayor del país, decidió reactivar para el 21 de septiembre sus operaciones que fueron paralizadas el mes pasado debido a un conflicto laboral, informó el martes la empresa. MMC dijo en un comunicado, que difundió en el diario local El Universal, que gracias a la mediación del Ministerio del Trabajo, que prohibió la publicación en las instalaciones de la ensambladora de pancartas y panfletos en los que se "incite a la violencia", se alcanzó un "ambiente seguro" para reiniciar las actividades el 21 de septiembre.

La ensambladora anunció el pasado 24 de agosto la paralización por tiempo indefinido de las operaciones de su planta, ubicada en la ciudad oriental de Barcelona, debido a una disputa que mantiene con parte de sus trabajadores.

La empresa tomó la drástica medida tras casi dos semanas de intensos conflictos con un grupo de empleados de la planta que exigen el reconocimiento de unos días de asueto.

El Ministerio del Trabajo consideró ilegal la paralización de MMC y ordenó el pasado 27 de agosto la reanudación inmediata de las operaciones. En respuesta a la decisión del gobierno, la compañía anunció que en atención a las leyes laborales venezolanas activaría un "procedimiento de conciliación".

A inicios de año MMC enfrentó un primer conflicto laboral que la mantuvo paralizada por casi tres meses.

A consecuencia de esa huelga la empresa dejó de percibir 3.2 millones de bolívares fuertes diarios (unos 1.48 millones de dólares) por las 80 unidades que debía producir diariamente, totalizando un estimado por 82.8 millones de dólares.

La decisión de MMC de reactivar sus operaciones coincide con una medida similar que acordó la semana pasada la filial local de estadounidense General Motors, la mayor del país, que suspendió sus operaciones por más de mes y medio debido a la falta de piezas generada por los retrasos del gobierno para la entrega de divisas para importarlas.

General Motors Venezolana reanudó el 7 de septiembre las operaciones de su planta de vehículos de pasajeros en la localidad central de Valencia, estado Carabobo, luego de concretar con el gobierno un cronograma para la entrega de los dólares necesarios para importar las piezas y pagar la deuda de 1,150 millones de dólares que mantiene con sus proveedores.

El sector automotriz venezolano, que integran siete ensambladoras, se declaró en crisis a finales del primer trimestre debido a los retrasos del gobierno para la entregar de las divisas para importar piezas, y la caída de las ventas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las ventas de vehículos cayeron 56.9% en agosto, respecto al mismo período del año pasado, y se ubicaron en 7,929 unidades, según cifras que difundió el martes la cámara del sector. Entre enero y agosto se acumularon ventas por 98,432 unidades, lo que constituyó un descenso de 49.3% en comparación con el 2008.

Asimismo la producción del sector descendió en agosto 31.8% en comparación con el mismo mes del 2008 y totalizó 5,337 automóviles.

Ahora ve
Dos aeronaves del Ejército se impactaron en Tecámac
No te pierdas
×