Hacienda va por el camino fácil: FEMSA

El presidente de la compañía de bebidas criticó la propuesta de un nuevo impuesto al consumo; José Antonio Fernández urgió a los políticos a votar medidas efectivas de largo plazo.
José Antonio Fernández  (Foto: Especial)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El paquete económico 2010 del presidente Felipe Calderón ha calado en la estructura de las grandes empresas mexicanas, a tal grado que lo consideran como un camino fácil para resolver la baja de los ingresos públicos. Al igual que los partidos políticos de oposición, los empresas rechazan la propuesta de la Secretaría de Hacienda del llamado impuesto para combatir a la pobreza, una contribución de 2% al consumo que se sumaría al IVA ya existente.

"Las decisiones fáciles es cobrarles a los que ya pagamos muchos impuestos y no tratarles de cobrarles a los que nunca han pagado o no quieren pagar", dijo José Antonio Fernández, presidente de FEMSA, la mayor empresa de bebidas de América Latina.

El empresario regiomontano dijo que hay un gran número de personas y empresas a los que no se les cobra o no quieren pagar impuestos, por lo que hay una oportunidad en ese sector para aumentar la recaudación y los ingresos públicos.

Destacó que el sistema impositivo en México tiene distorsiones que con propuestas como la de Hacienda las hacen ver como "falacias porque disque protegen con algunos productos que no quisieran gravarse por ayudar a los pobres, algo que me parece muy bien, sin embargo en otros gravan a los pobres, así es que creo que hay que tomar decisiones valientes de largo plazo".

Fernández fue entrevistado en Monterrey, Nuevo León, durante el aniversario luctuoso número 36 de Eugenio Garza Sada, de quién dijo hoy más que nuca se debe tomar su ejemplo ya que el empresario, fundador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, se enfrentó a las políticas antiempresariales del régimen del PRI.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Gobierno de Calderón propuso al Congreso elevar los ingresos públicos a través de nuevas tasas a los tributos, como un aumento de 25% a 28% en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la cerveza, uno de los principales productos de FEMSA; además del alza en el Impuesto Sobre la Renta a un 30%, un impuesto al consumo de 2% y gravar con IEPS de 4% a las telecomunicaciones.

La compañía de bebidas ha pospuesto diversas inversiones este año ante la recesión económica y aunque dice no haber despedido a trabajadores, otras grandes compañías de han tenido que ajustar a través del recorte de personal.

Ahora ve
Rusia pone fin al acuerdo de cooperación militar con Estados Unidos en Siria
No te pierdas
ç
×