Banamex espera más “ataques”

La filial mexicana de Citigroup prevé que se intensifique la discusión sobre su situación legal; el banco afirma no violar la Ley de Instituciones Financieras en México, por su situación en EU.
Banamex  (Foto: César Saavedra)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El probable inicio de una controversia constitucional sobre la legalidad de la participación accionaria del Gobierno de Estados Unidos en Banamex se intensificará en los próximos días, reconoció la filial mexicana de Citigroup (Citi). Desde febrero pasado se puso en duda la situación jurídica de Banamex después de que el gobierno del Presidente estadounidense Barack Obama decidió capitalizar a Citigroup, al adquirir el 36% del grupo financiero propietario del 99.9% del Banco Nacional de México (Banamex).

Senadores del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) dicen estar en posibilidades de entablar una controversia constitucional que obligue al Gobierno estadounidense a vender su participación accionaria en Banamex, pese a que la Secretaría de Hacienda afirma que los programas de apoyo de gobiernos extranjeros a bancos, como Citi, con filiales en México veneran las leyes locales.

"Respetamos, por otra parte, las opiniones que han expresado -y las que surgirán- algunos miembros del Congreso, de los partidos políticos y de la opinión pública. Todas, siempre y cuando estén orientadas a fortalecer la estabilidad de nuestros sistema financiero, son bienvenidas al debate y las analizamos con atención", dijo el director de Comunicación de Banamex, Paulo Carreño.

La Secretaría de Hacienda notificó el lunes pasado a la Mesa Directiva del Senado su postura sobre la situación legal de Banamex, lo que da oportunidad a la fracción parlamentaria del PRI para presentar una controversia constitucional, ya que considera que el segundo mayor banco del país y una docena de instituciones violan el artículo 13 de la Ley de Instituciones Financieras, el cual prohíbe que una persona con funciones de autoridad tenga participación accionaria de un banco en el país, lo que rechaza tajante la filial de Citigroup.

"Ni Banamex, ni ninguna de las otras instituciones que se encuentran en situaciones similares ha estado, ni está, en una situación irregular".dijo Carreño en una declaración vía correo electrónico.

El Gobierno estadounidense capitalizó a Citi como parte de un programa para fortalecer a su sistema financiero, después de que la administración del presidente George Bush dejó quebrar a Lehman Brothers en septiembre del año pasado, lo que desató la debacle en los mercados financieros del mundo.

"En el caso del apoyo que recibe Citi del gobierno de los Estados Unidos, como el Departamento del Tesoro del gobierno de los Estados Unidos lo ha dejado muy claro en diversas ocasiones, no hay un objetivo de intervenir en la administración, el control o la estrategia de negocios de Citi. Por el contrario, hay confianza en una rápida recuperación de la empresa y un camino trazado para vender su participación a través de mecanismos de mercado", destacó Carreño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El senador Carlos Lozano, de la fracción parlamentaria del PRI, es uno de los principales impulsores de la controversia constitucional al destacar que se abre una oportunidad para "mexicanizar a Banamex", vendido a Citigroup, en mayo de 2001, por 12,500 millones de dólares.

"Tuvimos comunicación con Banamex hace tiempo, pero son muy reactivos", dijo el legislador quien confía en que su bancada acepte iniciar la controversia constitucional que ha recibido el respaldo de Manlio Fabio Beltrones, líder de los senadores priistas.

Ahora ve
Al menos mil empleados de Uber piden el regreso de Travis Kalanick
No te pierdas
ç
×