Buffett se viste en China

El magnate porta con orgullo los trajes fabricados por Dalian Dayang Trand, de Madam Li Guilian; la firma china registró 131 millones de dólares en ventas el año pasado y se encamina al éxito.
Warren Buffett  (Foto: Archivo AP)
Suzanne Kapner
NUEVA YORK -

En una visita a Dalian en 2007, una ciudad al noroeste de China, Warren Buffett abrió la puerta de su cuarto de hotel cuando dos sastres chinos lo buscaban. Ellos tomaron medidas de sus piernas y cintura, y ocho minutos después, se marcharon. De regreso en Omaha, Nebraska, tres semanas después, Buffett abrió un paquete donde encontró el trabajo a mano de dos trajes hechos a la medida que le quedaron pintados.

Así empezó la relación amorosa entre Dalian Dayang Trands y su explosiva fundadora, Madam Li Guilian. El oráculo de Omaha ahora tiene nueve trajes y un esmoquin Dayang, todos hechos a mano con fina lana italiana. Por el momento hay dos trajes más y un saco deportivo en proceso. 

A Buffett le gustan tanto que invitó a Madam Li a su junta anual de Berkshire Hathaway en mayo, e incluso filmó un video promocional que ha estado apareciendo en el sitio Web de Dayang. El armario de Buffett, que incluía trajes de la fina casa de moda italiana Ermenegildo Zegna, ahora tiene sólo modelos de Dayang. "Tiré mis otros trajes", dijo Buffett.

Buffett no es el único admirador; Bill Gates y el presidente chino, Hu Jintao, también han sido vestidos por los trajes de Dayang, así como otros ejecutivos de Berkshire Hathaway, incluyendo a la mano derecha de Buffett, Charlie Munger. Los trajes a la medida cuestan entre 700 y 5,000 dólares, dependiendo de la tela. Buffett dice que es un cliente "especial" y que hasta el momento no le ha llegado la cuenta, aunque la ha pedido.

El inusual oficio de Buffett como modelo de trajes confeccionados a la medida ha elevado las acciones de Dayang. Buffett dice que no es dueño de ninguna acción de la compañía. Desde que el video promocional que filmó salió al aire el 35 de agosto, las acciones de Dayang, que se comercian en la Bolsa de Shangai, subieron 75% comparadas con el índice compuesto, que se ha mantenido relativamente plano durante ese período.

Para Madam Li, quien empezó su compañía con una máquina de coser en 1979, el repentino brote de atención se había estado cocinando desde hace tiempo. Madam Li, quien no habla inglés, tuvo que abandonar la escuela muy joven y buscar la forma de ayudar a su familia a ganar algo de dinero extra. "Eran granjeros muy pobres", dijo David Margalit, vicepresidente de Dayang y director internacional de mercado.

Para empezar la compañía, Madam Li reclutó a amas de casa de su provincia para que la ayudaran a hacer manteles, delantales y otras piezas simples. Como no tenía suficientes máquinas de coser, pidió a sus trabajadoras que trajeran las máquinas de sus casas.

Su gran logro ocurrió en 1981, cuando se enteró de que una gran tienda de ropa en Estados Unidos quería ordenar 16,000 sacos de pana de un fabricante en Dalian, cerca de su hogar en Yangshufung. La fábrica rechazó la orden porque justo estaban en el Festival de la Primavera, en el que se celebra el primer mes lunar y es considerado la fiesta nacional china.

De inmediato, Madam Li armó muestrarios y los presentó al comprador justo cuando estaba a punto de abordar su avión de regreso a Estados Unidos. Le asignaron la orden e hizo que su equipo trabajara a marchas forzadas durante todo el mes siguiente para poder hacer la entrega a tiempo.

Además de su negocio de ropa a la medida, Dayang produce hoy en día 12 millones de piezas de vestimenta al año para vendedores estadounidenses conocidos, incluyendo a Macy's, Banana Republic y BCBG Max Azria. También tiene cerca de una quinta parte del mercado de ropa en Japón, dijo Margalit.

La compañía también opera 30 tiendas en China; el año pasado, la compañía ganó 8 millones de dólares en 131 millones de dólares en ventas. Desde que se volvió una empresa pública en 2000, sus acciones han dado rendimientos de 50%.

La sesión de vestimenta de Buffett en 2007 fue arreglada por Eitan Wertheimer, presidente de Iscar, un proveedor israelí de herramientas para trabajar el carbón y el metal, cuyo 80% pertenece a Berkshire Hathaway. Wertheimer y Buffett estaban en Dalian con motivo de la apertura de una fábrica de Iscar, y Wertheimer, quien había conocido a Margalit gracias a unos amigos, pensó que sería buena idea meter mano en el guardarropa de Buffett.

Como Buffett tenía que llegar a las 11 de la mañana y comer con el alcalde de Dalian a medio día, Wertheimer dijo a Margalit que sólo tendría unos minutos para tomar las medidas de Buffett. Cuando Buffett conoció a Madam Li después, durante la inauguración de la fábrica Iscar, le conmovió su historial empresarial.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para el ojo de un sastre no queda claro si los trajes Dayang, con sus ojales hechos a mano, podrán competir contra lo mejor de Savile Row, pero para Buffett, quien prefiere trajes sencillos a los trajes cruzados, esos detalles son punto y aparte. Él dice que le gustan los trajes de Dayang porque "no se arrugan, y se pueden usar una y otra vez y siempre parece que acaban de salir de la tintorería".

Cuando le preguntamos qué color de traje traía puesto, Buffett dijo: "oscuro, el tipo de traje en el que enterrarías a un banquero de Nebraska". Los trajes de Buffett son en su mayoría de raya diplomática, pero tiene uno muy moderno, uno con un acabado estilo piel de tiburón. "A veces me salgo de control", dice.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×