México y Brasil van por mineras

Los legisladores de ambas naciones analizan medidas para elevar la recaudación de la industria; expertos señalan que este tipo de decisiones podrían provocar la salida de inversiones.
mina-grupo-mexico-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La abundancia de minerales en América Latina ha atraído inversiones por largo tiempo, pero las firmas mineras podrían llevarse su dinero a otra parte si algunos gobiernos de la región siguen buscando exprimirles más ingresos por las exportaciones de recursos naturales.

Las mineras han acudido a Latinoamérica por sus ricos depósitos y una política relativamente estable, cosechando enormes ganancias mientras la demanda de metales se disparó en India y China.

Antes de que la recesión las golpeara en el 2008, las mineras tuvieron enormes ganancias en la región y algunos legisladores comenzaron a presionar en sus países para lograr una mayor participación, que ayudara a mejorar los pueblos aledaños a los proyectos mineros, que a menudo son pobres y desolados.

Legisladores en México y Brasil están considerando varias medidas para aumentar la recaudación en la industria. Pero analistas advierten que las compañías podrían retirarse a otras regiones del mundo, si las propuestas avanzan.

Recientemente Ecuador modificó su reglamento minero para fijar impuestos extraordinarios sobre ingresos, cuando los precios globales de los metales eran altos. Las mineras, golpeadas por la crisis financiera global, ahora vacilan en seguir con sus proyectos de explotación en el país.

"Donde hay competencia para el gasto de explotación y desarrollo, las empresas elegirán aquellas áreas donde los regímenes son más beneficiosos para darle mayores ingresos a sus accionistas", dijo Charles Kernot, un analista del sector minero con la londinense Evolution.

Kernot dice que las empresas podrían elegir desplazarse hacia países con políticas mineras más amigables, incluso si son políticamente menos estables. Atractivas reservas de cobre y mineral de hierro en Mongolia y África occidental podrían ganarle a Latinoamérica, agregó.

Brasil, uno de los principales productores de mineral de hierro en el mundo, tiene planes para elevar sus regalías, lo que ha provocado protestas de algunas mineras que alegan que los impuestos en el país ya son bastante pesados.

"Hay otros países que tienen buenos recursos minerales. Brasil no es la única opción", dijo Richard Court, presidente de la empresa constructora de minas GRD Ltd.

Los productores de mineral de hierro en Brasil pagan regalías del 2%, pero los diseñadores de políticas públicas están buscando modelos en las industrias del petróleo y el gas, donde se cobran regalías del 5% al 10%.

"La falta de un foro abierto del Gobierno sobre este tema de elevar las regalías mineras es preocupante y está creando incertidumbre (...) eso detendrá el desarrollo de proyectos", dijo Paulo Penna, el presidente de la asociación de la industria minera de Brasil.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, logró que en enero se aprobara una ley que incrementó el control gubernamental sobre la naciente industria minera.

El país, con enormes reservas de metales preciosos sin explotar, dice que quiere regalías de al menos un 5% para los proyectos mineros, que determinará caso por caso.

"Cuando los precios de los metales alcanzaron 'niveles burbuja', los países dijeron 'tenemos que tener parte de esos ingresos extraordinarios así que aplicaremos impuestos a esos ingresos' y eso mató las inversiones", dijo Kernot.

En México, un importante productor de cobre y de plata, legisladores evalúan un impuesto del 4% a la producción minera, dentro de una reforma fiscal que busca incrementar los ingresos del Gobierno en la fuerte recesión.

Incluso antes de la puesta en práctica del impuesto en México, se preveía que las inversiones en nuevos proyectos mineros se derrumbaran en cerca de 40% en el 2010 respecto al 2009, ante la escasez de crédito.

Los precios de los metales se han recuperado con respecto a su fuerte caída al cierre del año pasado, pero algunos países de la región han respondido a la volatilidad con calma.

Chile y Perú, dos importantes naciones mineras de Sudamérica, han evitado hasta el momento hacerle cambios importantes a sus políticas mineras.

En Perú, muchas mineras tienen contratos que fijan las tasas tributarias hasta por más de dos décadas, lo que efectivamente previene alteraciones. En Chile, el Gobierno ofrece incentivos tributarios para impulsar las inversiones.

Las políticas amigables con las empresas podrían darle a ambos países ventajas sobre sus vecinos latinoamericanos.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×