Los grandes bancos muestran resultados

Firmas como Citi y Bank of America reportarán números rojos en el tercer trimestre, según analistas; los programas de ayuda del Gobierno han ayudado a reducir las pérdidas pero éstas aún no cesan.
bank of america  (Foto: CNN)
Colin Barr
NUEVA YORK -

Un año después de que el Gobierno aplicara un torniquete en la industria bancaria, la hemorragia ha cedido, pero no ha desaparecido.

Durante las próximas semanas, los seis bancos más grandes de Estados Unidos dirán a sus inversionistas cuáles fueron sus resultados durante el tercer trimestre. Los analistas esperan que cuatro de los seis hayan registrado ganancias, y que los bancos mejor administrados (Goldman Sachs y JPMorgan Chase) tengan resultados de más del doble de los registrados el año pasado.

Pero Wall Street espera que las ganancias tanto en Wells Fargo como en Morgan Stanley bajen en comparación con el año pasado, y que los dos mayores beneficiarios de Washington, los que son "demasiado importantes como para fracasar", Citi y Bank of America, hayan registrado pérdidas.

Los analistas bancarios dicen que una caída económica severa, anticipada por un boom crediticio importante, implica que las pérdidas tenaces en los préstamos en las viviendas, en tarjetas de crédito y en propiedades comerciales seguirán sobre la mesa al menos por algún tiempo, lo que significa que habrá informes de ganancias disparejas en los bancos más grandes, y en algunos casos, fracasos en los bancos más pequeños.

"Ya pasamos la peor parte de la tormenta, pero aún no salimos de ella", dijo William Schwartz, vicepresidente de la agencia calificadora de instituciones financieras estadounidenses, DBRS.

Los bancos grandes han estado protegidos desde hace un año por ayuda gubernamental espléndida, que va desde préstamos de la Secretaría del Tesoro hasta seguros de depósito expandidos en garantías de préstamo respaldadas por el Gobierno. Algunas de esas bondades están por terminar, como el programa de garantía de préstamos de la Corporación Federal de Seguros de Depósito, que caducará el 31 de octubre.

Mientras tanto, las acciones bancarias han subido desde sus puntos bajos durante el invierno, en gran parte guiados por ganancias concentradas en negocios no bancarios como comercio de ingreso fijo y banca de inversión.

Las acciones bancarias más grandes registraron ganancias durante el tercer trimestre, con un aumento de 57% de Citi, cuyas acciones siguen en menos de cinco dólares, y un aumento de 30% en Bank of America, Goldman Sachs y JPMorgan Chase.

"Las grandes empresas tienen más flujo de ganancias, así que probablemente están un poco mejor ahora que los bancos regionales", dijo Schwartz.

JPMorgan Chase, quien salió como un extraño beneficiario de la crisis financiera mediante sus adquisiciones de bajo costo ayudadas por el Gobierno, como la compra de Bear Stearns y Washington Mutual, dio a conocer sus cifras del tercer trimestre el miércoles por la mañana. Las utilidades netas del banco fueron de 3,600 millones de dólares: un desempeño sólido en los negocios a base de cuotas como hipotecas y bancas de inversión, para contrarrestar los elevados precios en sus pesadas listas de tarjetas de crédito. 

El jueves por la mañana llegaron los resultados de otro gran ganador durante el año pasado: Goldman Sachs y los de Citigroup, quien sigue luchando con el gran peso de las pérdidas por préstamos. Goldman reportó una ganancia neta para accionistas comunes de 3,030 millones de dólares o 5.25 dólares por acción durante el tercer trimestre, comparado con 1.81 dólares de hace un año. Mientras tanto, Citi perdió 3,200 millones de dólares o 27 centavos por acción, comparado con los 60 centavos que perdió el año pasado.

"Las ganancias de Citi siguen bajo presión significativa a corto plazo, al igual que la industria", escribió en una nota dirigida a sus clientes un analista de JPMorgan la semana pasada.

Para cerrar la semana está Bank of America, quien debe dar a conocer sus cifras del tercer trimestre el viernes por la mañana. Los analistas esperan que el banco haya perdido 6 centavos por acción durante el trimestre, comparado con la ganancia de 15 centavos que tuvo el año pasado.

Las cifras llegarán a menos de un mes de que el director ejecutivo del banco, Ken Lewis, renunciara por la presión de los accionistas, así como de los legisladores que pusieron en duda el manejo de la adquisición de Merrill Lynch por parte de Bank of America.

Otros dos bancos que lidian con cambios administrativos (la empresa de inversión Morgan Stanley, cuyo director ejecutivo, John Mack, anunció sus planes de retiro hace un mes, y el prestamista de la costa oeste, Wells Fargo, cuyo presidente, Dick Kovacevich dejará el puesto el primero de enero) deben dar a conocer sus resultados la semana entrante. Se espera que ambas empresas hayan hecho menos dinero del que hicieron durante el tercer trimestre del año pasado. 

Ahora ve
Los campos eólicos en La Ventosa, Oaxaca, dividen opiniones
No te pierdas
×