Más e-usuarios, pero no para la e-banca

La banca en línea incorpora menos clientes de los que se suman cada año al servicio de Internet; en 2007 había 3.7 millones de e-cuentas y en 2009 4 millones, según un estudio de la AMIPCI.
internet  (Foto: Jupiter Images)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La utilización de la banca en línea no avanza al mismo ritmo que el incremento de los usuarios de Internet y la bancarización en México, según un estudio de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI). Este organismo calcula que en el país existen unos 27.6 millones de usuarios de Internet, desde los 23.7 millones de 2007.

De éstos, unos 14.7 millones de usuarios utilizan los servicios de la banca comercial, desde los 10.4 millones que se calculaban apenas hace dos años.

Sin embargo, la AMIPCI precisó que sólo el 12.5% de los internautas hacen banca por Internet, desde el 15.6% que había hace dos años, según el estudio de Banca por Internet en México 2009.

"Podemos concluir que existen 4 millones de cuentas bancarias con posibilidad de acceso a la banca por Internet" en 2009, desde las 3.7 millones de cuentas que se deducían en 2007, según el estudio.

Durante el estudio de 2009, un 65% de los 1,825 usuarios de la web entrevistado evaluó como "seguros y prácticos" los dispositivos que el banco le proporciona.

Sin embargo, se sabe que los servicios financieros a nivel mundial son los más atacados en Internet, ya que en 2008 este sector estuvo presente en 76% de los señuelos utilizados por los "hackers", desde el 52% de un año antes, según un estudio de la firma de software de infraestructura Symantec.

A partir de los datos robados en línea durante el año pasado, la venta de información de tarjetas de crédito tuvo una tendencia al alza de 21% a 32%; mientras que la comercialización de cuentas de banco también se incrementó de un 17% a un 19%.

Las instituciones financieras y las autoridades, como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, han tratado de blindar las operaciones bancarias para darle más seguridad a los usuarios,

Entre estas medidas se encuentran el uso de mecanismos para el proceso de generación y entrega de contraseñas o claves de acceso (algunos a través de dispositivos físicos como "tokens"), que aseguren que sólo el usuario podrá utilizarlos, así como el permitir al usuario el establecimiento de límites en el monto de las operaciones monetarias, en cualquier tipo de medio electrónico (teléfono, cajeros automáticos e Internet), exceptuando las operaciones entre cuentas propias del cliente dentro de la misma institución y el que los bancos deberán mantener mecanismos de control para la detección y prevención de eventos que se aparten de los parámetros de uso habitual.

Los servicios que más utilizan los usuarios de la banca son consulta de saldos (95%), transferencia entre sus cuentas (58%), pago de servicios (54%) y transferencias a terceros (48%), según el estudio de la AMIPCI.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×