La vivienda al rescate de Manhattan

La recuperación del mercado de bienes raíces en NY provoca un efecto dominó positivo en su economía; expertos concuerdan en que el sector muestra signos positivos tras una caída de 15% en 2009.
vivienda-bienes-raices-casa  (Foto: Jupiter Images)
Les Christie
NUEVA YORK -

Los bonos están regresando a Wall Street y pueden ayudar a estabilizar el mercado de bienes raíces de Manhattan.

Mientras que el precio de las viviendas de Manhattan bajó entre 10% y 15% durante el último trimestre de 2009, comparado con el año anterior, las pérdidas han comenzado a disminuir, según una serie de informes del mercado dados a conocer el martes por empresas importantes de correduría de Nueva York.

"La gente siente que hay estabilidad en Nueva York, y el factor miedo ya no existe. El año 2009 comenzó envuelto en un clima de miedo, pero este año está comenzando con esperanza", comentó Pam Liebman, presidenta ejecutiva de Corcoran Group, una de las corredurías de bienes raíces más grandes de Nueva York.

Durante el cuarto trimestre, Corcoran Group reportó una caída de precios con una media de 15% año tras año de 795,000 dólares. También fue 4% menor que hace tres meses. 

Prudential Douglas Elliman colocó las caídas en 10% interanual y 4.7% por trimestre, a 810,000 dólares.

Brown Harris Stephens y Halstead, cuyos informes se prepararon por su economista en jefe mutuo, Greg Heym, reportaron una caída de 11% en la media de los precios año tras año a 800,000 dólares, pero con ganancias de 2% en comparación con el último trimestre.

"Los fundamentales comienzan a lucir mucho mejor. La baja en los precios se ha reducido, la economía parece estar en recuperación, y los bonos en Wall Street ya regresaron", expresó Heym.

Regresaron los compradores de casas

La mejora más significativa se pudo ver en el volumen de las ventas, que están por encima del promedio del trimestre. Las ventas aumentaron 8% interanual y 11% trimestre tras trimestre, según Jonathan Miller, de la empresa de valuaciones Miller Samuel, que produce informes del mercado para Prudential Douglas Elliman.

Todas esas transacciones entraron al inventario, seleccionando el 18% de lo que estaba disponible justo un trimestre antes y 25% año tras año, según Miller.

7 consejos para comprar una ejecución hipotecaria

Los compradores de hogares llegaron al mercado cuando la salud fiscal de Wall Street mejoró. Los empleos en la industria financiera pagan mucho mejor que otros negocios importantes de Nueva York. El sector tiene sólo el 5% del grueso laboral en la ciudad, pero ésta suma ganancias por 25%. Aquellos banqueros que siguen recibiendo grandes bonos pueden comprar varios de los inmuebles lujosos de las zonas más caras de Manhattan.

También existe el efecto dominó: los bonos de Wall Street pagan comidas en restaurantes, ropa y bienes de lujo de todo tipo, lo que estimula el empleo en toda la ciudad. Esos empleados también comprarán departamentos, aunque no en las mismas zonas que los financieros.

Eso sin mencionar los altos precios de las acciones que impulsaron los activos de varios inversionistas, lo cual les hizo considerar nuevas compras. "El rebote del mercado de acciones hizo que la gente se recuperara", concluyó Miller.

Rápida recuperación

Los bienes inmuebles de Nueva York pueden recuperarse rápidamente. El mercado inmobiliario se ha visto limitado desde hace mucho tiempo, pues hay muy poco terreno disponible para el desarrollo.

Durante épocas económicas prósperas, hay dinero para destinar a casas en venta. Cuando los precios subieron lo suficiente, los desarrolladores comenzaron a construir nuevos desarrollos, que son muy caros de construir; pero cuando los precios cayeron, los nuevos constructores lo hicieron también.

Los permisos para nuevas construcciones bajaron 90% en comparación con el año pasado, según Heym. Como ya no hay unidades nuevas en el mercado, y la población de Manhattan está estable, o incluso en crecimiento, la demanda de los hogares puede intensificarse este año, y volver a elevar los precios.

Según Liebman, esto ya ocurre: "hay varias subastas en juego, pero los pujadores no se aferrarán mucho a la lista de precios como solían hacerlo".

Cualquier cambio positivo en los precios quizá alentará a los vendedores -que se han estado restringiendo- en poner sus viviendas en el mercado. No hay forma de saber qué proporción de estos "inventarios sombra" saldrán a la luz, pero cualquier aumento significativo bajará los precios. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Miller también señaló que la pérdida de empleos puede continuar, lo que lastimará la confianza de los compradores, incluso de la gente que conserva su empleo, y el obtener el financiamiento hipotecario seguirá siendo un reto.

"No vemos que los créditos cedan pronto. Tal vez veremos una erosión modesta en los precios antes de que bajen durante la segunda mitad de 2010", auguró Miller.

Ahora ve
Desconocidos hacen equipo para salvar vidas bajo los escombros en CDMX
No te pierdas
×